Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mentiras y verdades de un mordisco

Naranjo deja en evidencia al capitán del Tenerife, Suso P "No le mordí, fue él quien me agredió"

Juan Naranjo, junto a una de las porterías en Barranco Seco.

Juan Naranjo, junto a una de las porterías en Barranco Seco. JOSÉ CARLOS GUERRA

Puñetazos, agarrones, insultos, carreras y un mordisco fantasma. La película del culebrón de la tangana del derbi del 1-M. Juan Naranjo, fisioterapeuta de la UD, que fue acusado por Suso Santana, capitán del Tenerife, de morderle en el brazo, explica su versión y niega de forma tajante que agrediese al tinerfeño. Además, matiza que fue el atacante el que le propinó un piñazo. Desmontando al emblema del navío tinerfeño, un actor polémico.

Llega la voz del actor que faltaba. Juan Naranjo respondió al término de la sesión de trabajo en Barranco Seco, al capitán del Tenerife Suso Santana que señaló tras el clásico canario que el profesional amarillo le había mordido en un brazo [lo hizo en los micrófonos de la Cadena Ser en el programa de El Larguero]. "No mordí a Suso, pero mire mi diente como está", determinó Naranjo en las instalaciones del club grancanario. El puñetazo le dejó dañado un incisivo frontal.

La polémica se generó al término del derbi, cuando se formó una tangana en el túnel de vestuarios entre los jugadores del CD Tenerife y miembros de seguridad del Gran Canaria. Cuando los jugadores del club tinerfeño se dirigían a su vestuario, y tras una provocación de Raúl Cámara -que le arrancó la cabeza a la mascota de la UD- se inició el enfrentamiento entre varios jugadores (como Vitolo) con miembros de la seguridad privada. Naranjo, que no presentó denuncia contra el jugador del Tenerife, llegó para separar. Y fue agredido como confirmó al término del encuentro. Horas después, alucina con la versión del capitán del Tenerife. "No son horas fáciles para mí", valoró el 'fisio'.

Dos versiones, un protagonista

¿En qué momento dice la verdad? Suso contradice a Suso. ¿El mordisco existió o es producto de su imaginación? El domingo por la noche, en El Larguero, señala a la seguridad privada y explica que mordido en el brazo durante la tangana en el túnel.

"Con ningún jugador de la UD pasó nada. Cuando vamos camino de los vestuarios, los empleados de la seguridad privada nos dicen que somos de Segunda B. Ya estaba la tangana formada. Entro de los últimos y pasó algo con un guardia de seguridad. Entré a separar pero no le quiero dar más vueltas. Voy a quedar como un matón, llevo así desde que regresé al Tenerife", relató el capitán blanquiazul, con 2.314' (en 26 partidos), dos goles y cinco asistencias en este curso liguero.

Para confirmar que recibió una mordedura de Naranjo dejó su testimonio en El Larguero: "Sí, me mordió la mano". Sin embargo, también en la noche del pasado domingo, horas después del clásico canario, Suso atendió a Tiempo de Juego de la cadena Cope pero en esta ocasión cambió radicalmente su discurso. El mordisco se esfumó. "No me han mordido la mano".

El colegiado Medié Jiménez redactó el acta e hizo constar la discusión en el túnel pero no mencionó el puñetazo. 'Al finalizar el partido, en la escalera de entrada al túnel de vestuarios, se produjo una discusión entre miembros de seguridad y oficiales del Tenerife, siendo observada por el asistente nº1, finalizando tras la mediación de la Policía Nacional sin más incidencia'.

Expulsado en la Copa Mahou

Suso vio la roja en la vuelta de la Copa Mahou entre la UD y el Tenerife el pasado agosto por una entrada durísima a David Simón. Emblema del tinerfeñismo, afronta su segundo ciclo en el club blanquiazul tras su paso por el fútbol escocés. En el césped, pasó desapercibido. Malogró un tiro en el interior del área ante la ira de 27.400 amarillos. La tangana le ha convertido en noticia tras la versión de Naranjo. Y en el denunciante de un mordisco fantasma, que aparece y se desvanece.

Compartir el artículo

stats