Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El calvario del pichichi amarillo

Araujo, 660 minutos de pesadilla

El estilete de la UD encadena siete jornadas sin ver portería

Araujo celebra su último tanto, el 11 de enero al Real Zaragoza.

Araujo celebra su último tanto, el 11 de enero al Real Zaragoza. QUIQUE CURBELO

La sequía del Chino: 660 minutos sin la gloria del gol. El calvario de una de las figuras del planeta de plata. Letal y atómico, el artillero se busca a sí mismo. Quiere romper las cadenas y dejar atrás esta condena en Guantánamo. Vivir sin el resplandor de la pólvora. El delantero argentino de la UD Sergio Ezequiel Araujo (Nequén, Argentina, 23 años) encadena siete jornadas sin activar su lanzacohetes de fuego. Afronta la peor racha de amarillo [la anterior era de seis partidos consecutivos y fue pulverizada en el Nuevo Colombino ante el Recreativo con dos tantos el pasado 13 de diciembre] tras sus 26 enfrentamientos de Liga.

Este domingo en El Molinón, reta al meta Alberto, pretendido por la UD el pasado verano, tras la marcha de Mariano Barbosa al Sevilla, en uno de los duelos con más morbo. El último zarpazo venenoso del Chino se remonta al (5-3) ante el Zaragoza en el Gran Canaria (20a jornada, el pasado 11 de enero). Era la penúltima jornada de la primera vuelta y Araujo trituró a Bono por partida doble [minutos 9 y 61]. Un centro de Nauzet, desde la derecha, fue empujado a la red por el '10' amarillo para firmar el 4-1. Desde esa imagen, un reino de tinieblas.

La última media hora de aquel pulso frenético ante los maños, en la que los de Herrera jugaron con ocho, y los siete últimos partidos (630') completan la cifra maldita de 660' de sequía. Una eternidad para el delantero de Boca Juniors que computa 55 disparos y es el quinto máximo realizador de la categoría con 13 dianas [superado por Borja Bastón (17), Rubén Castro (16), David Rodríguez (14) y Enrich (13)].

El argentino es el sexto jugador con más presencia ofensiva de la categoría con los citados 55 lanzamientos en 26 partidos [contabiliza 2.192']. Solo se ha perdido una jornada, la número 18, ante Osasuna en el Gran Canaria por sanción.

Del área a la banda

La crisis anotadora también ha afectado a su condición de asistente. En estas últimas siete jornadas, se ha esfumado su registro de pasador de lujo. En el campeonato cuenta con siete pases de gol. La crisis de Araujo está condicionada por su ubicación como extremo y falso nueve. En las últimas jornadas se ha alejado del área y debe completar ejercicios titánicos para recibir un balón en condiciones. Es víctima del descenso del nivel creativo del líder UD [que ha marcado solo cinco tantos en las seis jornadas de esta segunda vuelta]. Un análisis de los goles en las últimas siete jornadas de la UD desvelan las carencias combinativas. Ante el Deportivo Alavés, una arrancada de Simón bastó para sorprender a la zaga y ceder para Viera que acabó como el héroe. Ante el Mallorca, una combinación de Nauzet y Ortuño y un penalti de Momo resolvieron el expediente. En el Ángel Carro de Lugo, el gol llegó a balón parado. Y ante el Tenerife, el pasado domingo en el derbi, de nuevo la pizarra, con un centro milimétrico de Momo que mandó Hernán Santana a la red.

A pesar de la sequía, Araujo ha sido titular en las últimas 7 jornadas. Solo se retiró ante el Alcorcón en Santo Domingo por un problema físico (66'). Nunca ha sido suplente en Liga. Enérgico y ambicioso, el ex del Barça B y Tigre afrontó extramotivado el derbi ante el Tenerife pero no lució su pegada. En la mejor temporada de su carrera [con el filial culé logró 7 tantos en 34 partidos], marca de amarillo cada 313' y 14 segundos. Volverá a sonreír.

La UD, líder del planeta de plata con 52 puntos, también es el máximo realizador (45 tantos). La pizarra de Herrera ha hecho estragos en los portaaviones enemigos. Sin embargo, los rivales del cuadro isleño han pillado la matrícula del Chino. Se emplean con excesiva dureza para un actor estelar que se encuentra muy solo en la punta de ataque.

Pistoleros en apuros

Araujo encadena 52 días lejos de la gloria del gol. Desde el 11 de enero busca un rayo de luz. Son 7 jornadas a la caza de la eternidad. Los últimos pistoleros de la UD también pasaron capítulos críticos. Vitolo -15 goles en la 2012/13- estuvo 6 jornadas sin marcar. El Matador Marcos Márquez -en sus dos mejores temporadas de amarillo con 21 goles- también encadenó un capítulo de crisis de seis jornadas. Rubén, en la 2003/04, máximo realizador de la Liga con 22, permaneció 8 jornadas sin marcar. Y Turu Flores -en la temporada que logró 21 tantos- alcanzó hasta 7 fechas sin lucir su pegada diabólica. Rachas de actores de área con pólvora y despiadados. El Chino desafía al Sporting para dejar atrás su gran pesadilla.

Compartir el artículo

stats