Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol Copa del Rey - Semifinales (vuelta)

Luis Enrique ata su primera final

Un gol de Neymar a los tres minutos permite al Barça manejar los tiempos frente a un Villarreal que no se rindió hasta quedarse en inferioridad numérica

Luis Enrique ata su primera final

Luis Enrique ata su primera final

No hay mejor aval para un finalista de Copa que una doble victoria frente a equipos del calado del Atlético de Madrid y el Villarreal. El Barcelona, que ha salpicado su camino liguero con extraños gatillazos, ha pasado como un ciclón por la competición en la que reina estadísticamente. El 30 de mayo buscará su título numero 27 para, entre otras cosas, olvidar el mal sabor de boca que le dejó la final de Mestalla del año pasado. Ya está a un paso Luis Enrique de su primer título, con el mérito de haber sometido a uno de los rivales de moda. El equipo de Marcelino García volvió a dar la cara, se repuso incluso al tempradero mazazo provocado por la conexión Messi-Neymar y llegó a soñar con la prórroga. Hasta que el imprudente Pina pateó a Neymar y el Barça, en superioridad numérica, sacó el mazo.

El guión perfecto de Marcelino García, que pasaba necesariamente por la puerta a cero, se fue al garete a los tres minutos, cuando Messi puso un balón en el sitio justo del área, donde no podían llegar los defensas ni Asenjo, para que Neymar lo enviase con mucho tacto a la red. El gol produjo un doble efecto: anestesió al Barça, que se conformó con la posesión, y acabó con las dudas del Villarreal, que ya no tenía nada que defender.

Sin tener el control del partido, el Villarreal se agenció las mejores oportunidades y rozó el empate por medio de Cheryshev, dos veces, y de Uche, que remató al lateral de la red en una posición muy ventajosa. Con espacios, el Barcelona daba sensación de peligro en cada circulación por las proximidades del área, pero solo inquietó a Asenjo en una ruptura de Iniesta, magníficamente atendida por Messi, que Víctor Ruiz dejó en nada. Antes del descanso, el Villarreal encontró el premio a su insistencia tras una jugada marca de la casa, plena de velocidad y precisión, finalizada por el pequeño de los Dos Santos.

Más que el empate, al Barcelona le conmocionó la lesión que sufrió en esa jugada Busquets, al que Pina trituró el tobillo sin querer tras dar el pase que Jaume Costa convirtió en el centro ganador. El descanso acudió al rescate de los de Luis Enrique, pero la segunda parte arrancó con un Villarreal desatado. Los locales rozaron un par de veces el gol que les metía en la eliminatoria, pero superado el primer cuarto de hora el Barça se iba a encontrar con la inesperada colaboración de Pina para liquidar la discusión.

El impulsivo centrocampista se ganó la roja con una entrada brutal sobre Neymar y apagó definitivamente el fuego de El Madrigal. El Barça manejó a su antojo el tiempo y los espacios. Neymar perdonó en una contra de tres contra uno, pero dos minutos después Luis Suárez alargó su racha goleadora al rentabilizar un pase en profundidad de Mascherano. Luis Enrique pudo preservar al argentino de una tarjeta que le dejaría sin final y el partido acabó como empezó: con un gol de Neymar, esta vez a pase de Xavi.

Compartir el artículo

stats