Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas A un día del gran duelo

El alivio de Herrera

El entrenador no esconde su alegría por enfrentarse a un rival que expone más que los anteriores

Ángel Rodríguez (izq.) y Paco Herrera (der.) dialogan durante un entrenamiento celebrado esta semana en Barranco Seco.

Ángel Rodríguez (izq.) y Paco Herrera (der.) dialogan durante un entrenamiento celebrado esta semana en Barranco Seco. QUIQUE CURBELO

Bendita dificultad. Eso es lo que debe pensar Paco Herrera ante el partido de mañana (18.00 horas) en El Molinón. El Sporting de Gijón obliga a la UD Las Palmas a cambiar el chip después de varias jornadas seguidas en las que los amarillos se han topado con rivales conservadores a los que les viene bien un empate contra el líder. El Sporting, en cambio, aspirante al ascenso directo y anfitrión del choque, tiene otra filosofía de juego que, más allá de lo que ocurra al final, debe permitir a los insulares más espacios.

"Es un equipo distinto. Cada cual utiliza sus armas y los equipos del medio de la tabla hacia abajo tienen la necesidad de sacar un punto para ir consiguiendo resultados. Los demás tenemos la necesidad de sacar tres puntos, ahí es donde está la clave. El Sporting y nosotros vamos a por los tres puntos", comentó el técnico ayer en rueda de prensa.

"Cuando jugamos contra otros rivales nos atascamos y cuando jugamos entre nosotros pues depende de nosotros, depende de las capacidades de cada equipo. Me alegro de que vengan este tipo partidos porque seguramente podemos mostrar más nuestras virtudes", continuó el catalán, que admite los problemas de los amarillos en determinados contextos.

No será el que se encuentre la UD mañana en El Molinón: "Ellos van a jugar 4-2-3-1, como juegan siempre, estoy convencido. En defensa siempre se van a juntar con dos líneas de cuatro y en ataque se van a soltar los dos extremos y van a tener cuatro atacantes súper verticales, es el equipo que yo espero", añadió el preparador amarillo. "Va a ser un partido de mucha intensidad, con mucho ritmo, ellos siempre proponen eso", insistió.

La UD afronta el duelo con las ausencias de Jonathan Viera y Culio en el frente de ataque, pero el técnico deja claro que no va a cambiar el dibujo: "Vamos a seguir con la misma idea. Podemos cambiar un pequeño detalle, pero nada más que eso. El grueso del equipo está, lo que cambiamos es un jugador por otro. No vamos a variar", respondió con claridad, aunque sí dejó la puerta abierta a cambios en el futuro: "Lo que sí tengo en la cabeza es que cuando estén todos recuperados, quizás, no es seguro, dar un vuelco al equipo", matizó.

Por tanto, también deja claro que "no hay excusa" para ir a ganar el duelo: "Tenemos muy buenas opciones en todas las posiciones. Efectivamente Culio y Viera son jugadores importantes pero el equipo está cubierto ahí. Los jugadores que pueden sustituir a los que no están son de plena garantía", valoró. "No tenemos la más mínima excusa para ir al partido y afrontarlo contra un rival bueno, que tiene buen fútbol y ante el que encuentras más espacios. Y pelearlo para ganar, sin otro objetivo", prosiguió.

Y recordó el valor del golaverage: "Todos sabemos que no son tres puntos, hay un punto más, que es el golaverage. Sería clave para nosotros la victoria, nos puede dar una moral tremenda", admitió el entrenador de la UD.

Compartir el artículo

stats