Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una batalla con acento

En las listas de Sporting y UD para hoy hay 24 jugadores que pasaron por sus categorías inferiores

Juan Carlos Valerón controla la pelota en el duelo del Gran Canaria ante la presión de Jony, del Sporting de Gijón.

Juan Carlos Valerón controla la pelota en el duelo del Gran Canaria ante la presión de Jony, del Sporting de Gijón. QUIQUE CURBELO

Más de la mitad de los futbolistas que se citan esta tarde en El Molinón pasaron por las categorías de base de los dos equipos. UD Las Palmas y Sporting de Gijón son, junto con el Barcelona B, los conjuntos que más han mirado hacia abajo a la hora de confeccionar sus plantillas en los últimos años. En la convocatoria de los amarillos hay hasta trece jugadores que pasaron por alguno de sus equipos de formación antes de aterrizar en la élite, y en la lista de Abelardo hay once. Y eso que ambos cuentan con ausencias que son fijos en sus convocatorias como Dani Castellano, Jonathan Viera, Nacho Cases o Álex Barrera.

Esa apuesta llega acompañada de un rendimiento en ambos casos inmejorable. De Juan Carlos Valerón a Alberto Lora, de Javi Castellano a Sergio Álvarez, de David Simón a Juan Muñiz. La misma idea en dos canteras eternas y fructíferas, pero con dos diferencias.

Y es que el Sporting, ante la imposibilidad de fichar el pasado verano por imposición de la LFP debido a su situación económica, ha incorporado al primer equipo a algunos jugadores recién salidos de la adolescencia. Hombres como Carlos Castro (19 años), Ndi (19) o Pablo Pérez (21) brillan en su primera experiencia en la categoría de plata. Ante las bajas de Scepovic y Lekic se tuvo que sacar de la manga Abelardo a jugadores que tenía en el filial, mientras que el grueso de la plantilla ya rozó el ascenso la temporada pasada.

Así, también cuentan los rojiblancos con jugadores de otras generaciones de Mareo. Alberto Lora y Nacho Cases, ambos de 27 primaveras, son los más veteranos e incluso pisaron la Primera División vestidos de rojiblanco, la única camiseta que han lucido en sus respectivas carreras.

Ahí reside precisamente la otra ligera distinción entre ambas propuestas. Y es que varios de los jugadores de la UD Las Palmas están en su segunda etapa en la entidad después de haber pasado por otros clubes. Es el caso de Juan Carlos Valerón, Aythami Artiles, Nauzet Alemán, Momo o Ángel. O incluso de algunos más jóvenes como los gemelos Castellano y Viera. Son varias generaciones de canteranos distintas las que se juntan en la plantilla de Paco Herrera.

Y también hay jugadores que se incorporaron este verano procedentes del filial, pero no son ni mucho menos los casos de Carlos Castro, Ndi o Pablo Pérez, pues David Simón y Roque son dos jugadores ya maduros que superan los 25 años e incluso el mediocentro ya había jugado en Segunda.

Todo ello hace que las medias de edad de ambos conjuntos sean muy distintas. Mientras la de la UD Las Palmas es superior a los 27 años (27,5), la del Sporting es de 24, dato que refleja la madurez del conjunto insular en contraste con la rojiblanca, que sin embargo no está mostrando esta temporada los contras que suelen acompañar a los jugadores jóvenes. Una batalla con acento propio.

Compartir el artículo

stats