Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La excelencia pasa por El Molinón

La UD examina su liderato ante el Sporting (18.00 horas, TVC) en un combate apasionante

Un gol de Asdrúbal fue decisivo para la victoria amarilla en El Molinón en la promoción de ascenso.

Un gol de Asdrúbal fue decisivo para la victoria amarilla en El Molinón en la promoción de ascenso. EFE

El Molinón, escenario de lucha medieval y juez diabólico para el líder. La UD, al frente de la tabla de en las últimas 16 jornadas, examina su grandeza y reta al Sporting (18.00 horas, TVC) en la primera final por la gloria. Contienda con tintes épicos en un escenario que registrará la mejor entrada del curso (lleno y sobre los 28.000 aficionados). A falta de 15 duelos ligueros para el final del campeonato, no hay margen de error. Toca hacer los deberes y fulminar al cuatro clasificado y mejor local de la categoría [con 30 puntos, empatados con la UD y Valladolid].

Está en juego el gol average - (1-1) en la primera vuelta en el Gran Canaria- y poner fin a la mala racha de resultados lejos de la Isla. La última victoria amarilla con el maillot de visitante tuvo lugar en el Mini Estadi [3 de enero]. El Ferrari de Herrera confía en mantener su hegemonía y estará pendiente del Betis-Valladolid -11.00 horas-. Otro duelo en la cumbre en una jornada que dejará navíos heridos de muerte.

Con las bajas de Jonathan Viera, Culio, Marcelo Silva y Dani Castellano, la UD revolucionará el frente ofensivo. Lavado de cara en la zona de fantasía. Momo, Vicente Gómez y Roque luchan por dos puestos para convertirse en escuderos de lujo de los intocables Nauzet Alemán y Sergio Araujo -que no han sido suplentes en la competición liguera-. El artillero argentino centrará todas las miradas, su sequía a examen. No marca desde la 20ª jornada, en la tormenta roja ante el Zaragoza (5-3). Ya son siete duelos con la pólvora mojada y hay 'caso Araujo'. Deberá lucir sus colmillos de oro para desterrar su depresión. Es otro de los ingredientes para un encuentro de un orden galáctico.

En la retaguardia isleña vuelve el gran capitán David García -tras cumplir su partido de sanción-. Junto a Aythami Artiles conforma una pareja de hormigón armado, relegando de esta manera al banquillo a Jesús, que estuvo pletórico en el pasado derbi en Siete Palmas.

Creación, término clave

El Sporting solo ha caído en una ocasión en su fortaleza -ante el Betis el 18 de enero (1-2)-. En la última jornada, fue abofeteado (3-0) por el Valladolid en Zorrilla. Y en ese naufragio perdió a Nacho Cases -lesionado en su rodilla- que se suma a las de Barrera, Rachid y el meta Cuéllar. Ausencias de peso.

Con el mediocampista grancanario Mandi en la recámara -que no cuenta para Abelardo ya que solo suma 76' en Liga- llega la gran oportunidad para Juan Muñiz, que estará acompañado por Sergio Álvarez. Carmona, Pablo Pérez, Guerrero y Jony completan el ataque. Descaro y velocidad. Enfrentamiento de poder a poder. Locura por un partido de caviar y furia.

La batalla del centro del campo será determinante. El Santo Grial espera en la medular. Con Cases 'ko' -ha disputado 2.248'-, Javi Castellano y Hernán Santana puede vestirse de ejecutores ante la timidez de Juan Muñiz. En el control de la posesión respira la puerta hacia el paraíso de un clásico de dos portaaviones por el ascenso. La pegada de Jony y Guerrero -entre los dos suman 10 dianas- ante la dupla Araujo-Nauzet (21 goles en sus botas). Se acerca el pulso perfecto entre dos factorías de cantera y osadía. "No saldremos a especular; solo nos vale ganar", resaltó Abelardo. Herrera acepta el desafío: "Es un partido vital", insiste el amarillo.

Una tumba llamada El Molinón para nueve galeones como Ponferradina, Leganés, Osasuna, Zaragoza, Lugo, Alcorcón, Numancia, Albacete y Mirandés. Sucumbir en el templo de la sidra sería una catástrofe para los amarillos. Implicaría de forma inmediata ceder el liderato al Sporting. Subiría la temperatura y dispararía las dudas tras sumar únicamente 10 de los 21 puntos en litigio. Llega la hora de la UD imperial, de la versión más despiadada que tomó Montilivi o Zorrilla. La misma que salió fortalecida del Villamarín ante el Betis. Al asalto de la fortaleza gijonesa por la primera plaza. La dictadura amarilla afronta su prueba de fuego. Una contienda de otra galaxia.

Compartir el artículo

stats