Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transcapacidad puede con la ruta

José Luis Hernández, con parálisis cerebral, corre la Promo en el proyecto Senderos sin barreras

El 'Hospitalito' de San Roque y Santa Lucía de Tirajana.

El 'Hospitalito' de San Roque y Santa Lucía de Tirajana. G. RAPETTI

Con superación y persistencia, todas las barreras se superan. Un año más la organización de la The North Face Transgrancanaria apuesta por una competición que integre a personas con discapacidad física, psíquica o sensorial en su modalidad de Transcapacidad. Una de esas historias de superación tiene nombre y apellidos: José Luis Hernández. La parálisis cerebral de este treintañero, natural de Benidorm pero afincado en Gran Canaria, no ha supuesto un obstáculo para lograr cruzar la meta en la categoría Promo de 17 kilómetros.

"Estoy muy feliz", así respondió el corredor a su hermana Alicia Muñoz, tras cruzar la meta en el Centro de Convenciones ExpoMeloneras, encima de su silla móvil joëlette. Enmarcado dentro del proyecto Senderos sin barreras del centro especial de empleo Plántate, Hernández partió ayer de Arteara a las 08.30 de la mañana con el apoyo de un grupo de voluntarios formado por Ana Ríos, Christian Navarro, Omayra Suárez, Javier Navarro, David del Rosario y Yaiza Romero.

José Luis es el corredor pionero de esta carrera de montaña en Transcapacidad, cuando hace cinco años César Díaz, Reynaldo Ramos e Irina Gruñeiro impulsaron la iniciativa. Alicia Muñoz, hermana de José Luis, cuenta que él es una persona "muy competitiva", que ha afrontado este "reto brutal con gran ilusión y satisfacción". Además esta carrera supone una "motivación para el resto del año" y le genera "una independencia de su vida familiar", porque gracias al deporte se relaciona con otras personas. Muñoz señaló que no se trata de que José Luis "reviente en la competición, sino que disfrute", y subrayó que este proyecto persigue la normalización social y la visibilidad de las personas con discapacidad. "Mi hermano es una persona increíblemente integradora, un talante positivo, se mete a la gente en el bolsillo, y con ganas siempre de hacer cosas", destacó Muñoz.

Asimismo, Ana Ríos y Christian Navarro, dos de los voluntarios de apoyo durante todo el recorrido, apuntaron que la meta sigue siendo la misma, que "José disfrute, y sobre todo su seguridad, no es llegar a toda costa, sino llegar bien, que sea una experiencia que se recuerde positivamente".

Esta administrativa y este entrenador personal afirmaron que gracias a este proyecto se enriquecen como personas. "Él nos aporta más a nosotros de lo que nosotros hacemos. Es un esfuerzo físico de traerlo hasta aquí, pero él nos aporta sus ganas de luchar y superarse", subrayaron.

Compartir el artículo

stats