20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol. Próximo rival de la UD Las Palmas

La mañana de Rubén Castro

El punta del Betis pone fin a su sequía con un 'hat trick' y liquida al Valladolid

El técnico del Betis Mel abraza a Rubén Castro, tras anotar el grancanario el 2-0 y alcanzar los 100 tantos.

El técnico del Betis Mel abraza a Rubén Castro, tras anotar el grancanario el 2-0 y alcanzar los 100 tantos. ESTADIO DEPORTIVO

El abrazo y las lágrimas del pistolero del Villamarín. Explosión de júbilo en la semana previa del duelo ante la UD en el fortín del Gran Canaria -domingo 15 de marzo, desde las 11.00 horas y con las cámaras de Canal Plus-. El 'Moña' Rubén Castro, icono del beticismo, superó ayer la barrera de los 100 goles con la elástica del club verdiblanco al firmar tres dianas ante el Valladolid -antes de la disputa de esta 28ª jornada contaba con 99 en su quinta campaña en el club del Heliópolis-. Protagonista en el césped, fue aclamado por 39.000 espectadores y luego se metió en un jardín.

Cuestionado por los cánticos sexistas de su afición, argumentó que "cada uno es libre de decir lo que quiera". Ayer, que se celebró el 'Día de la Mujer Bética', Rubén fue noticia por partida doble. El delantero está denunciado por cuatro delitos de maltrato y otro quinto de amenazas a su exnovia y en la 24ª jornada, en el Villamarín ante la Ponferradina, algunos aficionados situados en la grada de Gol Sur del estadio corearon cánticos ofensivos hacia la mujer, lo que motivó que el Comisión Antiviolencia haya propuesto el cierre de esa grada.

Rubén fue la pesadilla del meta. del Valladolid Varas. Sacó a relucir sus misiles atómicos. En un recital mayúsculo, el isleño se abrazó con Mel bajo un manto de lágrimas en la imagen más emotiva de la jornada. Un fotograma, en la acción del 2-0, que ponía fin a la sequía de 473' sin ver portería en Liga.

El exdelantero de la UD destapó ayer su mejor versión con tres goles de killer de área -uno de ellos de penalti-. No marcaba desde el 31 de enero cuando batió a Ribas en Los Pajaritos ante el Numancia y esperó a la visita del Valladolid para catapultar al Betis a lo más alto. Era su día, no se amilanó.

Z Del recital a los micrófonos

Ante las cámaras de Canal Plus, el delantero grancanario del Betis explicaba que no había cánticos ofensivos: "Yo no he escuchado esos cánticos. No he escuchado la letra. Sí los he leído en la prensa. Esta afición, esta gente, con la que conecto muy bien, sólo tratan de animar y apoyar. Les doy las gracias ¿Que si me parecen mal los cánticos? El tema no viene hoy al caso".

En zona mixta, estiró su discurso. "¿Que si me parecen mal? Mal no, cada uno es libre de decir lo que quiera". El artillero histórico del Betis y aclamado apunta al Gran Canaria. El domingo desafía a la UD.

Compartir el artículo

stats