Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer examen sin Viera ni Culio se supera con nota

La vida sin el emperador Culio y el príncipe de La Feria Viera. Primer capítulo. La UD, ante las lesiones de dos piezas capitales [que tampoco estarán este domingo ante el Real Betis], no dilapidó sus credenciales barrocas y maniató al Sporting de Gijón en el tramo final. Solo el tanto de Muñiz abrió la puerta al desastre. Fueron 10 minutos hasta que llegó el tanto de la igualada de Aythami. Con las citadas bajas en el centro del campo de Culio y Viera, Herrera optó por alinear a Javi Castellano, Hernán, Momo y Vicente Gómez [junto a los indiscutibles Nauzet y Sergio Araujo].

La fórmula funcionó y se trata de la segunda ocasión en este curso liguero que el estratega Herrera presenta esta composición en la medular. El único precedente se dio en la 5ª jornada y en la goleada (4-1) ante el Alcorcón -20 de septiembre-. Casi 6 meses después, y provocado por las circunstancias, Vicente y Momo aparecen como salvadores de la causa amarilla.

Z Roque, el sacrificado

El damnificado por la selección de estas piezas en el centro del campo fue el teldense Roque Mesa que se había convertido en un fijo en las últimas alineaciones. Solo se perdió la 22ª jornada ante el Llagostera por sanción. El último duelo que se quedó sin jugar por decisión técnica se remonta a diciembre ante el CD Leganés en la Isla. El resto de jugadores que no saltaron al césped ayer de El Molinón fueron Raúl Lizoain -portero- y los defensas Christian Fernández y Jesús Valentín.

En la batalla por el control del centro del campo, Mandi y Juan Muñiz -ante la baja de Cases- cedieron el balón a la UD, que lució su falta de definición.

Compartir el artículo

stats