Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una pasión desde la Costa del Sol

Javi Gago, natural de Málaga, llegó a la Isla en 1998 y desde 2003 se abonó al Granca

La casualidad a veces asombra. La primera vez que Javier Gago Malaguita se fijó en el Herbalife Gran Canaria fue justo en una visita del Barça a la Isla. "Estaba en mi casa natal de Torremolinos un día con un amigo viendo un Gran Canaria-FC Barcelona retransmitido en televisión por La 2, narrado por Ramón Trecet", cuenta.

Recuerda tan bien el momento por dos cosas: una, por la autocanasta del jugador azulgrana Middleton, y la otra, por cómo apoyaba la afición de aquel equipo. "El ambiente de aquel sitio era mágico y recuerdo que le dije que no estaría mal poder ver un partido del Gran Canaria", narra. El destino le brindó la oportunidad de poder hacerlo cada fin de semana.

En 1998, su padre, que era jefe de cocina, fue destinado a la Isla. Desde entonces se interesó por el equipo. Su pasión es el baloncesto y eso se lo trajo desde Málaga. En 2003 se abonó por primera vez al Herbalife Gran Canaria y desde entonces no lo ha podido dejar. "Esto es lo que más me gusta. Nadie me ha podido quitar este vicio del deporte. Las sensaciones que te dan las victorias no se pueden describir. No sabes la de amigos que he podido hacer gracias al baloncesto en la Isla", apunta.

Muchos de esos amigos se han acordado en las últimas horas de él y se han interesado por el incidente con la seguridad del Gran Canaria Arena. "He recibido mensajes desde Madrid, Málaga, Vitoria... Las personas es lo mejor que he encontrado en el deporte. Hoy -por ayer- he tenido muchísimas peticiones de amistad en Facebook y el twitter se me ha desbordado. No quería nada de esto, pero se agradece", sentencia.

Compartir el artículo

stats