20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD se juega el ascenso en casa y ante los rivales directos

En los trece partidos disputados en la Isla la UD sólo ha perdido uno y empatado tres - El equipo amarillo tiene que recibir a cuatro de los cinco que lo siguen en la tabla

Ángel López defiende a Vincenzo Rennella durante el Betis-UD Las Palmas disputado en el Benito Villamarín.

Ángel López defiende a Vincenzo Rennella durante el Betis-UD Las Palmas disputado en el Benito Villamarín. ESTADIO DEPORTIVO

El Estadio de Gran Canaria dictará sentencia. El ascenso de la UD Las Palmas a Primera División se decidirá en casa. Una vez superado el test de El Molinón, los otros tres rivales directos tienen que venir a la Isla. Betis, Valladolid y Girona jugarán en Siete Palmas en el próximo mes y medio, enfrentamientos en los que el equipo de Paco Herrera tendrá la oportunidad de despegarse en la clasificación o ver muy tocadas sus opciones de acabar entre los dos primeros.

El recinto de Siete Palmas debe ser un fortín más que nunca para los amarillos. Allí la UD registra un balance espectacular en esta temporada. De los trece partidos disputados en casa ha ganado nueve, empatado tres y perdido sólo uno, ante Osasuna. Un balance que provoca que 30 de los 53 puntos que tiene en su casillero los haya sacado en su feudo. Además de que ya se ha quitado de encima visitar los campos de los rivales directos, ocho de los 14 partidos que quedan serán en casa y sólo seis a domicilio. El calendario, dentro de la dificultad de la categoría, no es el más duro.

En los duelos entre los favoritos estarán gran parte de las opciones de ascenso para todos los aspirantes. En el último mes han sido constantes y de hecho ha resultado decisivo para que la UD Las Palmas conserve el liderato pese a haber sumado sólo tres puntos en las tres últimas jornadas. Se han restado todos entre ellos, algo que ya no volverá a ocurrir con tanta frecuencia. La derrota del Valladolid en el Villamarín, la del Sporting en el José Zorrilla o la del Girona también en Sevilla han permitido a los amarillos mantenerse en lo más alto de la clasificación.

Sin derrotas ante los grandes

Sin embargo, a catorce jornadas para el final de la temporada sólo quedan cinco enfrentamientos entre los cinco primeros clasificados y en tres de ellos está implicada la UD Las Palmas. Le toca a los insulares dar el do de pecho. Y a los de Paco Herrera les sienta de maravilla jugar ante los mejor posicionados. A su juego le viene bien rivales que quieran los tres puntos y que, en consecuencia, sean más propensos a conceder espacios. Le ha costado a los amarillos, en cambio, descifrar defensas cerradas últimamente y eso es, a buen seguro, lo que no se encontrará ante Betis, Girona y Real Valladolid.

El Betis es el primero en llegar (domingo, 11.00 horas), en la jornada 32 aterriza el Girona (domingo 12 de abril, 11.00 horas) y en la jornada 34 el Real Valladolid (horario por determinar). Y también tiene que visitar la Isla el sexto clasificado, la Ponferradina (sábado 28 de marzo, 19.00 horas). Todos tienen una fecha subrayada en rojo en su calendario: la visita al líder de la categoría.

Son rivales ante los que no perdió el equipo amarillo en la primera vuelta. En su visita al Benito Villamarín empató (0-0) y pudo llevarse el triunfo. Ese premio sí que lo logró en Valladolid (1-2) y Girona (1-2) luciendo en ambos casos un portentoso contragolpe. Y en Ponferrada también empató (2-2).

Esa regularidad ante los más fuertes también la tiene el Betis, que ha resbalado ante rivales de la zona media y baja pero se crece en las grandes citas. Los de Pepe Mel y antes los de Julio Velázquez no han perdido en ninguno de los seis enfrentamientos que han tenido ante rivales directos. Tiene el golaveraje ganado al Valladolid (4-0) y al Girona (5-2). Lo tiene encarrilado con el Sporting, al que superó en El Molinón, y pendiente con la UD.

La batalla del golaveraje es otra más, y decisiva, dentro de la guerra que será lo que queda de temporada en Segunda División. La UD Las Palmas está en tablas con el Sporting de Gijón y aún está por ver cómo se resuelve la incógnita ante los otros tres rivales, si bien lo tiene encarrilado con Valladolid y Girona.

Con los tres la última palabra la tendrá el Estadio de Gran Canaria. Las grandes citas las vivirá la UD Las Palmas protegida y escoltada por su público, que ha demostrado esta temporada más que nunca su respaldo al equipo. Comienza la cuenta atrás.

Compartir el artículo

stats