Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sustitución de Roque no conlleva lesión y todo queda en un susto

"Estoy bien, gracias a Dios fue sólo un susto, un golpe. Los fisios me dicen que no me preocupara, que no me he roto", explicó Roque Mesa en zona mixta tras el final del partido frente al CE Sabadell.

El centrocampista de Telde, que regresó ayer a la titularidad, abandonó el campo en el minuto 55 de partido. Roque Mesa se quedó clavado, se tumbó en el césped e hizo un gesto al banquillo para pedir un sustituto. "Cuando fui a cubrir la pelota, el rival me metió una especie de bocadillo por detrás. Entonces el isquiotibial se me ha puesto duro y tenía la sensación de que me iba a romper. Ante la duda, por precaución, preferí pedir el cambio para no estar con uno menos", explicó.

Aunque no parece nada grave, el cuerpo médico de la UD seguirá la evolución del futbolista. "Mañana -por hoy- quedaré con el fisioterapeuta para que me siga valorando y ya veremos durante la semana lo que tengo que hacer. De momento, ir a descansar, aunque me han mandado un par de medicamentos y a ver cómo amanezco mañana", sentenció.

Compartir el artículo

stats