Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Lateral zurdo de la UD

Dani Castellano: "Esta UD generó ilusión, no subir sería la continuación del 22-J"

"Herrera ha sido el mejor técnico que he tenido. Esperó por mí, y me lo ha enseñado todo en defensa", revela el lateral zurdo

Dani Castellano.

Dani Castellano. QUIQUE CURBELO

Busca mañana ante el Leganés (19.00 horas) su tercera presencia consecutiva en el once. Deja atrás un calvario por las lesiones. Llega como un nuevo salvador.

He padecido un calvario en el aspecto mental y psicológico tras 10 meses de lesión. Regresé ante el Alavés y tras 7 partidos seguidos me vuelvo a lesionar en la cadera ante el Alcorcón. Dos meses de baja y te mata a nivel psicológico, hay que volver a luchar. Tienes que parar y ahora espero que tenga la continuidad definitiva. Hago preventivo todos los días, entreno a tope.

¿Qué aprendió en los diez meses que estuvo en el dique seco?

Lo que importa es la salud; fue muy complicado por el dolor. La salud es lo primordial; lo bueno y malo en el césped, va y viene.

¿Pensó en la retirada?

Nunca, soy joven (27 años). Jamás se me pasó por la cabeza. Solo pensaba en volver con más fuerza y así fue. Con calma y sin dolores. Cuando empecé a trabajar y entrenar me fijé el objetivo de disputar el mayor número de encuentros para ayudar al equipo. Es mi desafío.

¿Qué le falta?

Ritmo de partidos y confianza. Son muchos meses sin jugar y dentro del campo te tienes que asentar. No es lo mismo entrenar que jugar. Debes creer en tus posibilidades; poco a poco voy entrando. Con esa confianza del míster mejoraré. Estoy todavía lejos de mi nivel y puedo dar mucho más de mí.

¿Cómo afronta su batalla con Ángel y Christian por el lateral?

Estoy listo para el técnico y todos contamos con las mismas posibilidades. Ángel, Christian y yo. Pero el elegido depende de cada encuentro. Doy lo máximo y si no juego, animaré desde el banquillo.

Es descarado e incisivo pero su punto frágil es el trabajo defensivo. ¿Cómo lo combate?

Al ser extremo, reconvertido a lateral, carecía de nociones defensivas y las he ido cogiendo durante las tres últimas temporadas. Me he convertido en un defensa total. Sé defender bastante bien y sobre todo, y lo primordial por mis características subir por banda y atacar.

¿Por qué esta UD es una caricatura lejos del Gran Canaria?

Estamos trabajando y no encontramos la solución. No vemos el por qué ya que planteamos los partidos para ganar. Hay errores puntuales e individuales; ante el Mirandés caímos en dos jugadas aisladas. Y estamos sin acierto a la hora de definir pero se está corrigiendo. Llegan los seis partidos y solo vale ganar los seis. No queda otra.

18 de 18, la única garantía...

Ya dije 7 [antes de batir al Sabadell], ahora quedan 6 y vamos a por los 18 puntos. Los que están por encima lo deben hacer perfecto. Solo queda ganar y esperar que fallen.

Sería algo histórico...

No es fácil pero hay ambición. Solo queda ir a por las seis victorias y meter presión al Girona y Betis.

¿Cómo afrontaría la disputa de un playoff? ¿Es un mal trago?

La afronto con toda la ilusión ya que por culpa de las lesiones me perdí los dos anteriores. Pero no como un fracaso o un mal trago. El hecho de estar 22 jornadas líder te deja un sabor agridulce si no logras el objetivo directo. Pero resta mucho, si hay que ascender en playoff, bienvenido sea. Es la meta final.

Del campeón de invierno al peor visitante. ¿Cómo explica la involución del gran candidato?

Tras perder ante el Betis, bajamos al cuarto puesto; eso te mata psicológicamente. Tratamos de buscar el estilo de la primera vuelta: presionar arriba y ser ambiciosos.

Ahora fiscaliza el trabajo de la prensa. Llamó pesimistas a los informadores de la UD...

No fue así, no escucho la radio, solo mi música -sonríe-. Respondí a un periodista que aseguraba que había un ambiente pesimista en el vestuario. Nunca lo viví, jamás lo he visto. Solo maticé ese aspecto.

¿Y el trabajo de la prensa?

Es bueno, muchas veces tienen razón pero hay que aflojar un poco. Restan 6 partidos y hay que remar todos en la misma dirección. En esta tramo no hay que meter más leña al fuego, tenemos que estar todos con el equipo amarillo.

¿Qué duele más: un cero en un valoración o un gol del rival?

Un gol del rival, por supuesto. Que me pongan un 0 y el equipo gane, perfecto. Si juego fatal y la UD logra los tres puntos, pues de lujo.

¿Le resbalan las críticas?

Con el tiempo las sabe llevar, no somos robots. A veces, fallamos y se asume. Soy muy autocrítico.

En la calle dicen que los veteranos no quieren subir...

Es absurdo, aquí hay canteranos que llevan una década como David García. Todos soñamos con llegar a Primera y hacerlo de amarillo.

La palabra fracaso está de moda. ¿Está en su diccionario si no se alcanza la meta del ascenso?

Sí, a nivel personal. Pero lo tenemos a nuestro alcance. Si no se consigue es un fracaso total. Me vendría abajo; hemos jugado promoción y no se logró. Ahora sería peor.

¿Como un 22-J?

Sería la continuación. El 22-J fue muy cruel, se dio con una crueldad extrema. En el último minuto con aquellas circunstancias que no son la mayoría (...) No subir sería una continuación, un palo muy gordo.

Sería más duro que el final cruento ante el Córdoba...

Sí, sería peor. Tras la ilusión de 15.000 abonados y todo lo que ha rodeado este año tan positivo; a nivel personal sería un bajón tremendo. Pero aún estamos a tiempo.

El presidente Ramírez considera que el precio de las entradas (20 euros) no se puede bajar, que por televisión se ve gratis...

El 'presi' ama los colores de la UD. Desea que vaya el mayor número de aficionados al estadio. Son cuestiones institucionales.

Usted es la debilidad de Herrera. Le catalogó como el mejor alta de invierno. ¿Qué opina?

Tenía ganas de regresar para trabajar con su metodología. Siempre me ha nombrado cuando estaba lesionado; esperó por mí ante un alta sin fecha definida. Y te llena de orgullo, es un técnico con una gran experiencia en la categoría.

¿El mejor que ha tenido?

Sí , el que más me ha enseñado. En mi posición, el que más se ha esforzado. Le agradezco su esfuerzo para pulir mi registro defensivo.

Compartir el artículo

stats