Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol Primera División

El Atlético de Madrid, clave en la resolución de la Liga

Los colchoneros pueden llegar al partido con el Barcelona con su objetivo de clasificarse para la 'Champions' cumplido

Tres jornadas quedan para el final de Liga y el Barcelona y el Madrid mantienen su apretada pugna por el título. El pasado fin de semana los azulgranas pasaron por encima del Córdoba, en donde se sacaron la espina de un campeonato perdido hace 43 años, y el Madrid despachó a un Sevilla que hace unas semanas se la había armado precisamente al Barcelona después también de ir perdiendo por 0-2. El equipo de Luis Enrique mantiene pues la diferencia a su favor de dos puntos sobre un equipo que le presiona sin parar y que tiene el as en la manga de que a igualdad de puntos se lleva el gato el agua por mejor diferencia de goles (victoria blanca por 3-1 en el Santiago Bernabeu y derrota en el Camp Nou por 2-1).

Ancelotti, todo un sabio del fútbol, ya dijo hace varias semanas que el título no se decidiría hasta la última jornada. Si es así bienvenido sea ese cúmulo de emociones que nos espera porque el espectáculo que proporcionan los dos grandes del fútbol es habitualmente grandioso cada fin de semana.

Y no porque la Liga española sea poco competitiva, con lo que se propician goleadas de escándalo, como acaba de asegurar Mourinho, siempre tan ufano de sí mismo, nada más ganar la Liga inglesa sino porque Madrid y Barcelona son dos equipos estratosféricos capaces de hacer polvo a cualquier rival que se les ponga por delante. Véase si no el rendimiento de los equipos españoles en la Liga de Campeones y el de los ingleses en los últimos años. Si Barcelona y Madrid no fuesen realmente buenos no habrían acumulados tantos trofeos de la gran competición continental.

Real Sociedad y Valencia serán en principio las próximas víctimas de estos dos colosos. El Barcelona recibe a los vascos y el Madrid a los levantinos este próximo fin de semana. También a priori es más complicado el enemigo de los blancos que el de los azulgranas, pero de mantener los dos su tasa de éxito se llegará a la penúltima jornada que sí tiene su miga.

El 17 de este mes el Barcelona visitará al Atlético de Madrid, mientras el Madrid se desplaza al campo del Espanyol. Aquí están puestas en cierto modo las esperanzas de los madridistas por la entidad de los colchoneros, nunca fáciles de batir.

Pero el papel del Atlético ofrece un morbo peculiar porque puede llegar a ese partido con el objetivo totalmente cumplido, a lo que curiosamente le ayudaría el Madrid ganando al Valencia, el rival de los de Simeone para la tercera plaza.

El Atleti se mide al Levante este domingo, cuando ya sepa el resultado del Madrid-Valencia, que se disputa el sábado a las ocho de la tarde. Una derrota del Valencia y una victoria del Atlético aseguraría a este la medalla de bronce. Todo esto sin contar la sospecha que siempre rodea este tipo de situaciones.

Dada la rivalidad entre el Madrid y el Atlético ya hay quien se plantea que el Atlético no hará nada por evitar el triunfo del Barcelona, con el fin de descartar a su eterno enemigo del título.

La última jornada, el 23 de este mes, parece más de trámite sin embargo; entonces, los dos grandes vuelven a jugar en sus respectivos campos. El Barcelona se enfrenta al Deportivo, y el Madrid al Getafe. Aún con todas las salvedades que ofrece el fútbol, lleno de sorpresas, a veces descomunales, no parece que los visitantes puedan estropear la fiesta del título sea a quien sea, con lo que todo parece indicar que la clave estará en la penúltima jornada, y lógicamente en el Vicente Calderón.

Los azulgrana y los colchoneros se disputaron el título la pasada temporada en la última jornada y por estas circunstancias del fútbol su enfrentamiento de la segunda vuelta de esta temporada vuelve a ser decisivo.

Compartir el artículo

stats