Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una hora con Paco

La sesión sobre el césped comenzó con sesenta minutos de retraso por una charla del entrenador con los jugadores

Una hora con Paco

Una hora con Paco

Esta UD Las Palmas cuenta con demasiados temas que ajustar. Alguno de ellos ni siquiera tiene que ver con aspectos tácticos sobre el césped. Unas tuercas que apretar que trascienden al trabajo que se pueda aplicar con el balón.

Es lo que se destila tras el entrenamiento de ayer del equipo amarillo. La primera sesión de la UD después del desastre de Leganés, que apea al conjunto líder durante más de 20 jornadas de la Segunda División del ascenso directo a falta de cinco jornadas, estuvo marcada por una charla de una hora entre Paco Herrera y su plantilla.

El trabajo semanal del conjunto insular comenzó sesenta minutos más tarde de lo previsto. Al menos, el que se prepara en el terreno de juego. El calendario del club indicaba que a las 10.00 horas comenzaría el entrenamiento del equipo en el Estadio de Gran Canaria. Sin embargo, no fue hasta una hora después cuando los jugadores empezaron a saltar al césped del recinto de Siete Palmas. El entrenamiento comenzó a la hora prevista, pero en el vestuario. Una conversación de puertas para adentro con los actores principales del éxito y la debacle de la UD Las Palmas presentes: los jugadores y el cuerpo técnico.

A las 11.00 empezaron a desfilar los futbolistas amarillos del túnel de vestuarios. Juan Carlos Valerón y Vicente Gómez fueron los primeros en encarar las escaleras que el sábado -si la huelga lo permite- volverán a reencontrar a los futbolistas de la UD con su afición, herida y descontenta a partes iguales. El último en salir, cuando el resto del equipo comenzaba a calentar, fue Paco Herrera. Sonriente, comentó que se había retrasado más que el resto por una charla en particular con Aythami Artiles. El central de Arguineguín ha llegado a este tramo de la temporada con muchos kilómetros en sus piernas y molestias en el pubis. Una condición que le hace sufrir contínuas sobrecargas al inicio de la semana.

A continuación, comenzó el entrenamiento con todos los futbolistas en el césped, a excepción del propio Aythami y Nauzet Alemán-que se asomó a ver a sus compañeros entrenar-. Una sesión más y una menos. La normalidad imperó en los siguientes 90 minutos que el equipo de Herrera estuvo bajo el calor que sofoca estos días a Gran Canaria. Posesiones y partidos con remates a portería con la pelota como protadonista. El balón es el aliado contra el Recreativo y, por ende, ante el playoff.

Compartir el artículo

stats