Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

Lucas Bravo pretende firmar con la NBA pese a un informe jurídico negativo

El cosejero de Deportes quiere sellar mañana un contrato, por 535.000 euros y un año de duración, para convertir al Cabildo en socio de la liga estadounidense

Lucas Bravo, rodeado por Davis, Curry, Faried, Irving, Cousins, Drummond, DeRozan, Harden, Plumlee y Thompson. LP/DLP

Lucas Bravo de Laguna, consejero de Deportes en funciones del Cabildo, pretende sellar mañana un contrato para convertir a Gran Canaria en socio oficial de la NBA pese a contar con el informe negativo de los servicios jurídicos del Instituto Insular de Deportes (IID). El convenio, que estaría vigente durante un año, implica el abono de 535.000 euros -ya consignados en una partida del presupuesto de la administración pública correspondiente a 2015- a la organización estadounidense.

Para sacar adelante el trato con la NBA, que cuenta con la oposición de PSOE y Nueva Canarias, Bravo de Laguna necesita el visto bueno del letrado jefe de los servicios jurídicos del Cabildo, Carlos Trujillo, ya que -según fuentes del Instituto Insular de Deportes- "no hace falta que se firme un convenio al ser considerado un contrato de orden menor". "Ni siquiera", añaden, "es necesario que el interventor delegado de Deportes, que también se tiene que pronunciar el viernes [mañana para el lector], dé su visto bueno. El consejero está facultado hasta el 22 de junio para firmar este tipo de convenios sin tener que llevar el asunto al pleno o a una junta rectora".

Vincular a Gran Canaria con la marca de la NBA es una lejana aspiración de Bravo de Laguna. La posibilidad surgió en 2013, durante las negociaciones entre la corporación insular y la liga norteamericana para organizar el amistoso que la selección de Estados Unidos disputó, el pasado verano -como amistoso previo a la Copa del Mundo de baloncesto- ante Eslovenia en el Gran Canaria Arena.

Sellado ese primer acuerdo -con la presencia del Dream Team, conformado por estrellas como Stephen Curry, James Harden, Derrick Rose o Kyrie Irving, en la Isla durante varios días justo antes del Mundobasket de España-, las dos instituciones sentaron las bases para firmar un convenio que, en principio, iba a ligar a ambas partes durante dos años a cambio de 1,2 millones de euros, opción que, según confirmó ayer el propio Lucas Bravo de Laguna, está descartada. "Al final", explicó el consejero de Deportes, "el contrato sólo será por un año, ya que con el cambio de gobierno que se producirá en los próximos días en el Cabildo no me parece limpio ni ético ejercer la opción plurianual del convenio". "Si los próximos responsables de Deportes", agregó, "consideran que el acuerdo es productivo para la Isla, podrán seguir adelante con el trato".

Bravo de Laguna recuerda que "la partida de 535.000 euros" para el contrato con la NBA ya está consignada en los presupuestos de 2015 de la corporación, "cuentas", recordó el consejero del Partido Popular, "que ya fueron aprobadas en su día. Por eso no entiendo tanto revuelo ahora, por parte de Nueva Canarias, con este tema".

No de la SPEGC

El presupuesto del Cabildo se aprobó en diciembre del año pasado y en esa previsión de gastos aparecía la partida que convertirá a Gran Canaria en socio oficial de la NBA, pero el proceso se ha topado con diferentes obstáculos. Además de recibir el informe negativo de los servicios jurídicos del IID, el convenio tampoco superó el corte en la Sociedad de Promoción Económica (SPEGC), ente controlado por el PP y que rechazó dar el visto bueno a una operación que será validada por Bravo de Laguna tres semanas antes de abandonar la corporación insular tras la victoria de Nueva Canarias en las recientes elecciones -24 de mayo- a la presidencia de la administración pública.

La asociación entre Gran Canaria y la NBA, según se defiende desde la corporación insular, permitiría a la Isla aparecer en el calendario de amistosos que la competición estadounidense organiza fuera de su país. Barcelona -en varias ocasiones, con el paso de Hornets, Lakers o Wizards-, Madrid -dos veces, primero con la visita de los Celtics de Boston en 1988, que repetirán en octubre, y luego, en 2007, con la presencia de los Grizzlies de Memphis y los Raptors de Toronto- y Bilbao -que recibió a los Sixers de Filadelfia en 2013- son las ciudades españolas por las que han pasado varias franquicias de la NBA.

Bravo de Laguna, en ese sentido, nunca ocultó nunca su interés por recibir a los Spurs de San Antonio, vigente campeón aún de la NBA y símbolo de una ciudad -dentro del estado de Texas- fundada por colonos canarios.

El acuerdo entre el Cabildo y la NBA va más allá de la celebración de ese posible encuentro amistoso y la primera prueba se hará realidad la próxima semana con la celebración en la Isla de un campamento, destinado a jóvenes promesas del baloncesto europeo -entre los que se encuentra el grancanario Saulo Román-, en el que participarán tres jugadores de la liga estadounidense, Gerald Henderson (Charlotte Hornets), Damjan Rudez (Indiana Pacers) y Cody Zeller (Charlotte Hornets), además de Jim Moran (ex del Granca y que ahora ejerce como técnico asistente en los Blazers de Portland).

En el programa habitual que maneja la organización estadounidense -que dirige el comisionado Adam Silver- en este tipo de acuerdos también se contempla la celebración de un torneo '3x3' -con presencia de alguna estrella de la Liga para promocionar la marca- o exhibiciones con leyendas -ya retiradas- de la competición norteamericana.

Compartir el artículo

stats