Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD sonríe de nuevo

Raúl, Viera, Culio y Araujo analizan la racha de cuatro victorias y recetan prudencia ante el reto de batir al Valladolid - "El equipo ha resurgido"

Jonathan Viera hace un gesto a la grada, tras anotar el mediapunta de La Feria su gol ante el Sabadell.

Jonathan Viera hace un gesto a la grada, tras anotar el mediapunta de La Feria su gol ante el Sabadell. QUIQUE CURBELO

Aunque a las ocho de la tarde del domingo, en Segunda División, casi todo el pescado ya estaba vendido, en la expedición de la Unión Deportiva Las Palmas que abandonaba el estadio de La Romareda sólo se vislumbraban sonrisas. Las victorias de Girona FC -en Son Moix ante el RCD Mallorca- y Sporting de Gijón -sobre el CE Sabadell- dejaban al equipo amarillo sin opciones matemáticas de lograr el ascenso de manera directa, pero en el grupo que dirige Paco Herrera se notaba sensación de bienestar. Y, en cierta medida, no era para menos. Tras batir al Real Zaragoza (0-2), en un encuentro que se afrontó como un ensayo general del playoff, el conjunto grancanario elevó hasta cuatro los triunfos consecutivos, un dato que permite afrontar el segundo tramo decisivo del curso con unas sensaciones inmejorables.

"Ésta es la verdadera Las Palmas, la que va de frente, la que gana porque juega bien al fútbol". La sentencia anterior la exclama Culio. El centrocampista argentino admite que "en este equipo se reconocen detalles del equipo de la primera vuelta, sin dudas". "Las sensaciones", añade, "son buenas y estos partidos nos han venido bien para agarrar confianza. Creo que llegamos muy bien al playoff. Así lo hemos demostrado en estas cuatro fechas, lo estamos haciendo muy bien", valora el zurdo.

Culio lamenta que "hemos perdido partidos increíbles, donde vimos a una Unión Deportiva desconocida", pero considera que "ahora hemos vuelto a coger confianza". "Jugamos", agrega, "todos en equipo, todos quieren la pelota y todo el mundo presiona arriba. Así todo es mucho más fácil, porque tenemos más confianza. Hemos hecho, en definitiva, un gran trabajo durante las últimas semanas".

Aprender de la tormenta

En el grupo todos los jugadores se agarran a la misma palabra para explicar la evolución de la Unión Deportiva desde su derrota en Butarque ante el CD Leganés y el triunfo del domingo en La Romareda frente al Real Zaragoza. "Creo que este partido vino bien, sobre todo, para recuperar sensaciones, coger moral y seguir creciendo", expone Raúl Lizoain, que se mantiene a un nivel notable en la portería amarilla en esta fase final.

"No hay que ser extremistas", recalca el portero para analizar esa progresión reciente. "Ni en Leganés estábamos tan mal ni ahora estamos tan bien", prosigue el guardameta antes de señalar que "son momentos distintos". "El equipo ha resurgido", valora, "y eso es lo que ha buscado el entrenador. Ha realizado pequeños cambios y al final el equipo ha mostrado otra cara. Todos los [jugadores] que salen lo están haciendo bien y ahora el objetivo es mantener esta línea en el playoff", determina el guardameta.

La pareja más letal

En el resurgir de Las Palmas, en el propio vestuario amarillo, se señala a Jonathan Viera como pieza capital para entender esa evolución. El delantero de La Feria admite que "las sensaciones, después de cuatro victorias seguidas, son buenas", aunque no olvida que "la reacción llega tarde, ya que los rivales no fallan. Sabíamos, después de perder ante el Leganés, que teníamos que ganarlo todo para mantener una pequeña esperanza, pero no ha podido ser. Con todo, creo que Las Palmas llega en muy buen momento al playoff. Y eso, de aquí en adelante, es lo que realmente importa, no lo que pasó antes", enfatiza.

Araujo, que en La Romareda anotó su gol número 23 del curso, considera que "el equipo se soltó" después de perder el primer objetivo: el ascenso directo. "Estamos en buen momento", subraya el delantero argentino, "más tranquilos tras quedarnos fuera de los dos primeros puestos de la clasificación. Ahora vamos a jugar los últimos cinco partidos de la temporada tranquilamente y saliendo a jugar como lo hicimos ante el Zaragoza".

El referente ofensivo de Las Palmas también reconoce que la opción de subir de manera directa a Primera División "se nos escapó a nosotros y los rivales lo aprovecharon", pero también recuerda que "también tuvimos algo de suerte al estar cuatro meses sin ganar fuera de casa y haber seguido arriba en la tabla. Cometimos muchos errores en muchos partidos, pero hay que dejar eso atrás. Llegamos al playoff muy bien", advierte el atacante.

En la primera eliminatoria de la promoción de ascenso, la Unión Deportiva se topará con el Real Valladolid. La ida, que se jugará en el estadio José Zorrilla, está fijada para el miércoles 10 de junio y la vuelta, en el Estadio de Gran Canaria, se disputará el 13 de junio.

En la plantilla amarilla, de momento, algunos prefieren centrarse en la última cita de la fase regular del campeonato antes de encarar el playoff. "El duelo lo veo muy bien", señala Araujo, "pero primero vamos a tratar de ganar al Alavés, porque si vamos a pasos agigantados nos podemos comer un marrón muy grande".

Prudencia

En esa línea también se muestra Raúl Lizoain. El portero de Las Palmas comenta que "parece un tópico, pero primero tenemos que pensar en el Alavés". "Lo importante es que el equipo recupera sensaciones, confianza, soltura? Que va a más. Hay que mantener eso. Y después ya nos centraremos en estar en el José Zorrilla con esta actitud".

Jonathan Viera, a la hora de afrontar el playoff, recalcó la dificultad que supone alcanzar este nivel. "A estas alturas da igual quien toque", afirma, "porque todos son muy buenos. El Valladolid tiene una de las mejores plantillas de la categoría. Nosotros vamos a ir a por ellos y ellos van a venir a por nosotros. Veremos quién es mejor".

Con la victoria que firmó el equipo en Zorrilla en noviembre en la memoria, el delantero grancanario prefiere ser prudente. "Ahora la cosa es otro mundo", indica, "porque la promoción se juega a vida o muerte. Yo creo que va a ser una eliminatoria en la que el equipo que tenga el balón tendrá mucho ganado".

"Tocara el que tocara iba a ser un rival muy duro", expone Culio, quien da prioridad al juego propio antes que a la identidad del rival. "Ojalá podamos hacer las cosas bien y que sigamos la línea que mostramos en Zaragoza", comenta el argentino antes de recordar: "Hemos superado un bache grande que nos ha costado no subir directos. Vamos por el buen camino y ojalá seamos capaces de ganar el primer partido".

Compartir el artículo

stats