Joseph Blatter, presidente de la FIFA, anunció ayer en rueda de prensa que pone a disposición su cargo e informó de que habrá un congreso extraordinario para elegir al nuevo mandatario del máximo organismo futbolístico mundial. "A pesar de haber sido apoyado en elecciones, ese apoyo no lo comparten todos. Por eso pongo mi renuncia a disposición de los dirigentes del mundo. Tomo esta decisión de renunciar para limpiar la imagen de la FIFA. La FIFA necesita una profunda reestructuración", aseguró Blatter.

Blatter fue elegido presidente el pasado viernes 29 de mayo dos días después de la detención de siete altos cargos de la FIFA en Suiza a petición de la justicia de Estados Unidos, que solicitó su extradición para juzgarlos por presunta corrupción. El todavía presidente de la FIFA aseguró que seguirá en el cargo hasta que se celebre un nuevo congreso, que todavía no tiene fecha, y en el que se decidirá el nombre del nuevo mandatario de la institución internacional.

"Aunque los miembros de la FIFA me reeligieron presidente, parece ser que este lunes no fui apoyado por todo el mundo del fútbol, aquellos que inspiran la vida en el fútbol como hacemos en FIFA. Esto es por lo que convocaré un congreso extraordinario y pondré a disposición mi cargo, que va a ser cubierto lo más rápido posible y un nuevo presidente será elegido para sucederme", afirmó. También indicó que "aprecia y adora" la FIFA más que "otra cosa" y explicó que ha tomado esta decisión porque quiere "hacer" lo mejor para el organismo del que acaba de dimitir. Blatter dejará también de ser miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), organismo al que pertenece en razón de su cargo federativo. Blatter fue elegido miembro del COI ex officio en 1999, dentro del cupo reservado a presidentes de federaciones internacionales. Por esta razón, no pertenecerá al Comité Olímpico Internacional desde el momento en que deje el puesto en FIFA. El suizo debía, en todo caso, haber abandonado el COI a finales de 2016, tras cumplir los 80 años, límite de edad para los elegidos antes de 2000.

Reacciones

El presidente de la UEFA, Michel Platini, aseguró que la dimisión de Joseph Blatter como presidente de la FIFA, anunciada esta tarde por el propio dirigente suizo, "fue una decisión difícil, valiente y correcta". Por su parte, el exfutbolista portugués Luis Figo, que retiró su candidatura a la presidencia de la FIFA antes de los comicios del 29 de mayo, pidió que se busque "una solución consensuada" en todo el mundo para que se inicie "una nueva etapa de dinamismo, transparencia y democracia" en la FIFA.

Mientras, el exinternacional y exseleccionador alemán Franz Beckenbauer calificó de "decisión razonable" la dimisión de Joseph Blatter sólo cinco días después de su polémica reelección como presidente de la FIFA. "Ha sido una decisión razonable de Joseph Blatter. La presión era demasiado grande. Nunca hubiese recuperado la tranquilidad, independientemente de que el tuviese parte de culpa en los escándalos o no. El problema de la FIFA está en su sistema", aseguró Beckenbauer. Finalmente, el exfutbolista y senador brasileño Romario consideró que la dimisión de Blatter es "la mejor noticia de los últimos tiempos" y marca "el inicio de una nueva era para el fútbol mundial".