Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Línea caliente con Riazor por Schürrer

Las relaciones entre gallegos e isleños terminaron en los juzgados

Gabi Schürrer.

Gabi Schürrer. LA PROVINCIA / DLP

La relación Dépor-UD ha sido un vínculo caliente y marcado por la polémica. El punto final, hasta la fecha, se marcó el pasado 26 de abril del 2014 cuando el club isleño alcanzó un acuerdo de pago de 1,5 millones -en tres plazos- para zanjar la deuda por el traspaso del central Gabi Schürrer a la UD (2000). Catorce años después, se ponía el punto y final a una causa judicial en la que se 'coló' la salida de Aythami Artiles al Dépor -el central de Arguineguín entró en la operación para descontar unos 715.000 euros-.

Desde la casilla Schürrer como punto inicial -2000-, cuando la UD, por una gestión del director general Sabino López, se comprometió a abonar 2,4 millones por el central, el club gallego se ha convertido en el enemigo público número uno. Alcanzó un convenio de colaboración (2004) en el que se podía llevar, hasta 2010, a un canterano amarillo por temporada que no hubiese disputado, al menos, cuatro partidos. Sergio Suárez e Iván Benítez fueron los primeros seleccionados pero quedó sin efecto. Rubén Castro y Momo fueron traspasados en 2004 para pagar esta deuda.

Manuel Pablo y el Turu

Fuera de esta línea de conflicto, Turu Flores fue traspasado al club gallego (1998) por casi 5 millones de euros. En esa operación, se incluyó, a coste cero, a un lateral de enorme proyección como Manuel Pablo. El aruquense acabaría siendo internacional, y todavía, con 39 años, tiene vinculación con el club gallego -encadena 17 temporadas-. Valerón, tras rescindir, regresó en julio del 2013 a la UD y dijo adiós a Riazor. Un viaje que también hizo Aythami.

Compartir el artículo

stats