Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto Liga Endesa

Tavares 'in crescendo'

El pívot caboverdiano registra el mejor promedio de sus tres temporadas en el Herbalife Gran Canaria

Big Edy es mucho Edy. No sólo por sus 2,20 metros de altura, sino por sus registros obtenidos en las tres temporadas que ha defendido la camiseta del Herbalife Gran Canaria. Canterano de la casa deportiva de la Vega de San José desde el 2009, Walter Samuel Tavares es una de las joyas que el club claretiano ha pulido en estos tres últimos años para que deslumbre con su juego. El debut de este pívot caboverdiano de 23 años en la temporada 2012-2013 fue casi silencioso: un promedio de 7 minutos, 2 puntos, 2 rebotes. A medida que se iba integrando en la dinámica de grupo y ganando confianza en sí mismo y la del cuadro técnico, su progresión fue in crescendo cada campaña.

La temporada pasada empezó Tavares a salir del cascarón, aún bajo las órdenes de Pedro Martínez. Disfrutó de más minutos, 21 de media, promedió 6 puntos, 50% de efectividad en tiros de dos, 7 rebotes (5 defensivos + 2 ofensivos) y 2 tapones, y una valoración de 11 por parte de la Liga Endesa.

El mejor reboteador

Edy aparecía en la escena deportiva de la ACB en su tercera campaña consecutiva en el Granca con un nuevo entrenador, Aíto García Reneses, y seguía enriqueciendo sus números: promedió 22 minutos sobre la pista, 8 puntos, 8 rebotes (5 defensivos + 3 ofensivos) y dos tapones.

El dorsal 22 del Herbalife Gran Canaria ha sudado la camiseta amarilla hasta el final esta tem- porada. Entrega es una de sus señas de identidad. Lo ha dado todo sobre la pista y nada se le puede reprochar. Unas veces acompañado, otras veces, solo contra el enemigo.

Su nombre figura dentro de los 15 jugadores mejor valorados (13,4) por la Liga Endesa, en el puesto 13, al lado de Fernando San Emeterio (del Laboral Kutxa) y Jayson Granger (Unicaja), y junto con los grandes, Quino Colom y Marko Todorovic (Bilbao Basket), y Felipe Reyes (Real Madrid).

El Granca tiene casi un seguro de vida en la retaguardia con el caboverdiano. Sin duda este año ha quemado las estadísticas, Big Edy se ha coronado como mejor reboteador de la Liga ACB, con una captura media por partido de 8,06. Una muralla invulnerable y temida por rivales que le acecharon en la tabla final, como Marko Todorovic y Augusto Lima (ala-pívot brasileño del UCAM Murcia).

Y cuando el caboverdiano está debajo del aro, es el maestro de los gorros, con 1,76 tapones por partido, superando al expívot amarillo Sitapha Savané. Taph se quedó a las puertas de derrocar a Edy del primer puesto, con 1,58 de media.

A esto se suma la capacidad de Tavares para machacar el aro. Sus 2,20 metros de altura hace que se pasee por las nubes con facilidad y un promedio de 1,26 mates por partido, por detrás de Augusto Lima (UCAM Murcia) y Fran Vázquez (Unicaja de Málaga). Edy colgado de la canasta y con rostro enfurecido ha sido una de las estampas mediáticas habituales en esta temporada.

Las acciones ofensivas de Walter Tavares han contado con la inestimable ayuda de un combinado que ha disputado cada partido en bloque, como una piña, aparcando fuera de la pista las individualidades. El capitán claretiano, Tomás Bellas, uno de los mejores asistentes de la Liga ACB, el noveno en la clasificación, con 4,12 pases certeros por encuentro, ha servido balones al caboverdiano, al igual que el base Albert Oliver.

En el mejor quinteto ACB

Edy deja la timidez que le caracteriza fuera cuando entra en la cancha y se transforma. Es un titán fundamental en el juego interior del Granca junto a Eulis Báez, su compañero de batallas en la mayor parte de la fase regular de la Liga ACB. Su actitud sobre la pintura le valió para entrar en el mejor quinteto ideal de la Liga Endesa en la jornada 26, tras firmar un partido sublime frente al FIATC Joventut (79-77). Convirtió 17 puntos (máximo anotador del choque al igual que el escolta catalán Albert Ventura), alcanzó 50% efectividad en tiros de dos, 75% desde la personal, 10 rebotes (4 defensivos + 6 ofensivos), y 24 puntos de valoración.

Sueño europeo

El bloque claretiano fue de menos a más en la Eurocup y Edy también, hasta convertirse en una de las piezas clave de las que dispuso Aíto para proclamarse subcampeones de esta competición continental. Sus demoledores registros avalan su MVP (mejor jugador valorado) conseguido en la ida de las semifinales ante Unics Kazan. Edy firmó un partido impoluto: 12 puntos, 11 rebotes, cuatro asistencias, dos tapones, cinco faltas recibidas, y 30 de valoración global.

Tavares terminó como el segundo jugador mejor valorado por la Eurocup, con 16.61, por detrás de Tyrese Rice, el base norteamericano del Khimki, ganador del título. Edy aparecía cuando más lo necesitaban sus compañeros. Quedará grabada en la memoria colectiva de los aficionados de medio mundo su actuación ante el Unics Kazan en tierras moscovitas, en el choque de ida de las semifinales. El caboverdiano voló por encima de sus adversarios para machacar el aro una vez sí y otra también. Su intervención fue determinante junto con Báez, Bellas, Newley para voltear el marcador 70-83.

Futuro inmediato

El futuro de Walter Tavares es todavía un interrogante. Su contrato sigue en vigor, a diferencia que el de siete jugadores de la plantilla del Herbalife Gran Canaria, que finaliza a finales de mes, pero sin duda es un efectivo muy deseado en el mercado de fichajes, y fue elegido en el draft de la NBA 2014 por los Atlanta Hawks.

Con el cambio de color político en el gobierno del Cabildo de Gran Canaria tras las recientes elecciones municipales y autonómicas y a la espera de nuevo presupuesto, la ficha de los hombres de Aíto García Reneses nada aún en la incertidumbre.

Dos pronósticos hay sobre la mesa: Big Edy acabará cruzando el charco y recalará en una liga de otra galaxia, la NBA, o permanecerá en Europa, atraído por un potente combinado. Discreto. Así se muestra el pívot caboverdiano de 23 años en las innumerables ocasiones en las que los medios de comunicación le acechan con preguntas sobre su mañana deportivo. Es respetuoso con la hinchada amarilla, que partido a partido ha vibrado con su juego.

Desconoce cuál será su próxima casa en 2015-2016, pero sea donde sea, Tavares dará el 100% de sí mismo, como lo ha hecho en Gran Canaria. Grande Edy, muy grande.

Compartir el artículo

stats