Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Momo y Vicente, goleadores en Zorrilla con pleno en la promoción

Firmaron el histórico triunfo en Pucela en noviembre

Momo y Vicente,  goleadores en Zorrilla con pleno en la promoción

Momo y Vicente, goleadores en Zorrilla con pleno en la promoción

Ejecutores en un templo infernal. Momo y Vicente conocen el camino. Están bendecidos para liquidar a Varas. Los goleadores en el (1-2) ante el Valladolid en Zorrilla en la 14ª jornada [el 23 de noviembre] tienen además un amplio recorrido en este tipo de eliminatorias. El extremo zurdo de El Cardón computa 389' en los seis partidos de la fase de ascenso [dos ante el Almería en la 2012/13, dos ante el Sporting de Gijón y dos ante el Córdoba en la 2013/14]. En cinco jugó de inicio y solo en la vuelta de la 'semis' ante el Almería en los Juegos del Mediterráneo entró en el 80 para acabar disputando la prórroga.

Con siete tantos en la edición liguera, ante los de Rubi aprovechó una pena máxima sobre Roque para superar a Varas en el 1-1. Sueña con volver a marcar. Su obsesión es abrazar la final como en El Molinón el 15 de junio del 2014. "Es una eliminatoria tremendamente igualada; tenemos un buen recuerdo de la Liga pero habrá que entregarse al máximo. El Valladolid es un grandísimo rival; lo tienen todo", valora.

Lágrimas en Almería y 22-J

Vicente hizo el (1-2) en el 78' en la única victoria amarilla en la historia de la Liga en Zorrilla. Un toque genial en el estadio que logró debutar de amarillo [1 de septiembre del 2010 en un duelo de Copa ante los pucelanos en el logró marcar ].

"El del debut es muy especial y el de esta Liga también. Espero que toda esta corriente de positivismo nos brinde algo importante que llevarnos a casa", realza. Defiende su vínculo con Momo, al que le llevó el balón para que ejecutase el lanzamiento de penalti ante Sabadell (finalmente lo tiró Araujo) y Alavés. "Se lo doy porque es el lanzador. Cuando muchos miramos para otro lado, él coge el balón".

Desconoce si hoy actuará de inicio en Zorrilla. "Me pondría titular como todos los compañeros; lo que deseo es ayudar. Aportar y tener minutos. Hacer mi fútbol y colaborar en todo lo que pueda". Realza como clave "mantener la tranquilidad y la normalidad; no volverse locos (...) Los equipos que son fieles a su idea son los que lograrán el objetivo".

Respira obsesionado con la gloria y no hay margen para atender al interés del Dépor en su fichaje. "Solo me importa el Valladolid", finaliza el atacante del barrio de Schamann con 353' en eliminatorias de ascenso -4 de titular y 2 de suplente-.

Sus lágrimas en Almería ilustraron la desesperación de un gladiador de acero. Igual que el llanto de Momo en el 22-J, dos soldados con el corazón amarillo y letales en el teatro violeta que buscan venganza.

Compartir el artículo

stats