Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano Concentración de las 'Guerreras' en Gran Canaria

Campo base en Las Remudas

Las 'Guerreras' preparan el partido de vuelta contra Eslovaquia en el feudo del Rocasa Gran Canaria ACE

Para que un equipo escale posiciones más altas en su trayectoria deportiva, necesita, además de talento y disciplina, un campo base de altura. Y la selección española femenina de balonmano ha encontrado el oxígeno en Gran Canaria. Tras disputar el partido de ida, clasificatorio para el Mundial de Dinamarca, contra una combativa Eslovaquia el pasado domingo en el Centro Insular de Deportes (CID), las Guerreras se concentran a conciencia esta semana en el feudo del Rocasa Gran Canaria ACE, vigente campeón de la Copa de la Reina y subcampeón de Liga. Vespertinas e intensas sesiones de entrenamiento resguarda el techo del pabellón Antonio Moreno de Telde hasta mañana viernes, cuando las pupilas de Jorge Dueñas vuelen rumbo a Eslovaquia, donde se juegan su pase a la máxima competición intercontinental el próximo invierno en tierras danesas.

Segunda etapa de ascensión

Con escalas en Madrid y Viena, las poseedoras del bronce en Londres 2012 viajan tranquilas, pero en estado de alerta, conscientes de la responsabilidad y de que la renta de seis goles cosechada en el CID (25-19) no deja margen para relajarse. Así que las jugadoras españolas se han puesto manos a la obra, con todos sus aparejos de escalada, para superar este domingo (Teledeporte, a las 13.15, hora canaria) la segunda etapa de ascensión al mundial de balonmano: el pabellón Mestská Sportova Hall de Sala.

El cerebro de la expedición, Jorge Dueñas, ha diseñado una ruta de escalada donde la improvisación no está invitada, porque cualquier caída en la subida a la cima puede costar muy cara. Por eso, el seleccionador nacional de balonmano femenino ha visionado con las Guerreras vídeos del combinado rival, para enmendar tanto los desajustes que la retaguardia roja tuvo en el choque de ida como algún que otro desacierto ofensivo.

"Hemos analizado mucho el partido de ida en frío, lo hemos visto varias veces. Los últimos minutos lo estropeamos un poco, llevábamos una buena trayectoria a partir del minuto 11 del primer tiempo. Nos metimos en los últimos diez minutos con nueve goles arriba, pero ahí tuvimos varias imprecisiones. Pero espero que después de analizarlo, mejoremos en eso y seamos capaces de hacer un mejor resultado todavía en Eslovaquia", explicó Dueñas.

El preparador nacional apuntó que la positividad reina dentro del vestuario nacional y que las chicas están mentalizadas de la trascendencia del encuentro a domicilio contra el bloque de Dusan Poloz. Eslovaquia enseñó los dientes el pasado domingo, sobre todo nada más saltar a la pista del Centro Insular, que se tradujo en varias tarjetas amarillas y exclusiones.

La jugadora grancanaria Almudena Rodríguez, que confirmó que se queda la próxima temporada en el Rocasa, indicó que no hay que bajar la guardia. "Vamos con ventaja, pero tampoco tenemos que confiarnos con ese resultado. Hay que ir cien por cien y por supuesto ganar allí también", señaló Rodríguez.

La lateral derecho internacional vio el partido de ida desde el banquillo, pero confía en poder disfrutar de algunos minutos en la vuelta. "Si me dan la oportunidad, por supuesto intentaré hacerlo lo mejor posible, y si no, estoy igual de contenta de haber formado parte de esta concentración", comentó Rodríguez.

Alexandrina Cabral, máxima goleadora de la ida con seis tantos, junto con la capitana canaria Marta Mangué y la extremo almeriense Carmen Martín, aseguró que "entrarán fuertes y muy centradas" y que las "claves" del triunfo residen en "la defensa y el contraataque". Asimismo, la central Macarena Aguilar, que la próxima campaña vestirá la camiseta del ruso Rostov-Don, subrayó que los seis tantos "es una buena renta, pero no definitiva" y que les hará "hacer un partido muy serio" ante la previsible agresividad eslovaca.

Compartir el artículo

stats