Ofensiva por la gloria en la vuelta de las semifinales de la promoción. Un escudo sin complejos ante el Real Valladolid. Paco Herrera, técnico de la UD Las Palmas, argumentó ayer que saldrán directos al ataque y sin especular tras el (1-1) de la eliminatoria de ida en el José Zorrilla. "No tiene sentido que especulemos, puede suceder aunque uno no quiera durante el encuentro si está siendo un resultado muy ajustado. Espero que seamos los que hemos sido siempre en casa, en nuestro estadio, que tengamos la intención de hacer gol; porque no somos el mismo equipo cuando no lo hemos conseguido. Vivimos en buena medida del gol".

Además, puso sobre la mesa una lista de novedades en referencia al último once en Zorrilla. "Es posible que sí, de seguir con la misma fórmula de hacer un par de cambios, todavía tengo que razonar, pensar, hablar con los doctores para saber que está todo el mundo en un estado perfecto. Tenemos esta tarde para entrenar y verlo todo. Algo que nos ha dado resultados, ¿por qué no seguir con ello? En teoría tenemos que valorar este partido, nada más. En el fondo también en mi cabeza está la opción de que tengamos que disputar dos más, eso hace que valore que si no tenemos la mente fría y plantear alguna rotación (...) Pero no quiero lanzar las campanas al vuelo, ni que nadie entienda que menosprecio al rival". No quiso dar pistas sobre la presencia en el once de Valerón, Viera o Araujo. "Hay jugadores con molestias y tendremos que esperar". Confía en un gran ambiente en el Gran Canaria. "Nos ayudarán, son conscientes de todo lo que hay en juego".