Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto Liga Endesa

El Granca no está en venta

Miguelo Betancor, nuevo presidente del club claretiano, muestra las primeras pinceladas de su hoja de ruta

El Granca no está en venta

El Granca no está en venta

Miguelo Betancor, nuevo presidente del Club Baloncesto Gran Canaria, presentó ayer algo más que una simple hoja de ruta para definir el futuro de la entidad claretiana: mostró una idea filosófica, más cercana a la metafísica que a un concreto plan de acción. El nuevo dirigente, que en el acto estuvo acompañado por Antonio Morales -presidente del Cabildo; administración pública propietaria de la Sociedad Anónima Deportiva- y Ángel Víctor Torres -vicepresidente y consejero de Deportes de la corporación insular-, otorgó el papel "protagonista" del proyecto a la plantilla que entrena Aíto García Reneses, invitó "al liderazgo compartido" en esta nueva aventura, puso en alza el "valor de las personas" que trabajan en el club, estimó como activo de la institución "el trabajo en equipo" y, por encima de todo, reveló que no tiene intención de poner en venta el Granca.

"Yo no voy a vender el club", recalcó Betancor antes de explicar que "yo no soy nadie para hacerlo". "Estos días", agregó, "he recibido llamadas para preguntarme si existía la posibilidad de vender el Granca. Y mi respuesta, ante esa posibilidad, es clara: yo no lo voy a vender. Voy a escuchar a todo el mundo, pero no soy nadie para llevar adelante eso".

Sí admitió el nuevo mandatario de la entidad claretiana la opción de abrir el accionariado del CB Gran Canaria -acaparado por el Cabildo- a los aficionados del equipo. "La idea", explicó Betancor, "es que todo el mundo sea partícipe de este proyecto. Voy a consultar todo y estoy abierto completamente a esta posibilidad".

En casi una hora de intervención, el nuevo presidente del CB Gran Canaria mostró parte de su inmenso carisma. Bromeó con Kevin Pangos, se emocionó al recordar al padre Domínguez y ver presente en la sala del Gran Canaria Arena al padre Pedro Fuertes -"ellos me cuidaron y ahora quiero devolver ese amor", puntualizó al aclarar que "yo estudiaba en los Salesianos y jugaba en el Claret"-, se mostró cercano con buena parte de los presentes en el acto y sacó una buena cantidad de sonrisas al definir parte de un plan que tendrá una forma definitiva el 10 de diciembre: cuando presente, en otra rueda de prensa, al equipo que le acompañará al frente del Granca en los próximos años -Alberto Miranda, de momento, se mantiene como director gerente-.

Tarea para Savané

Betancor destacó que el Granca "goza de buena salud" en el presente y que su objetivo para el futuro es que "el club evite las zonas improductivas de confort, que se adapte a nuevos mercados y entornos, donde sobresalga el liderazgo compartido y todos sumen, que se mezcle con los 21 municipios de la Isla, que se acerque a la sociedad y que se convierta en uno de los ejes más decididos de las políticas de transversalidad del Cabildo".

El dirigente marcó como objetivos del Granca, más allá del deporte, "la salud, la educación, el desarrollo social, el turismo, el deporte base, los valores sociales y los 21 municipios de la Isla". Y, ese marco de trabajo, encargó nuevas tareas a dos miembros de la entidad: Pedro Montesdeoca -médico del club y que trabajará en programas de conductas saludables dirigidos hacia la cantera y la sociedad- y Sitapha Savané -pívot del primer equipo y que coordinará la acción social del CB Gran Canaria-.

Betancor, quien recalcó que "este club no nació en un despacho, nació en una cancha y esa filosofía no se va a perder", integrará en el consejo de administración a cuatro personas más y creará foros -con expresidentes, empresarios y gente de baloncesto- para lograr que la entidad "seduzca". "No sé si este equipo será campeón, pero puede ser el mejor en muchas cosas", puntualizó el nuevo presidente del Granca con una cita de Steve Jobs.

Compartir el artículo

stats