Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un trabajo pendiente

El Granca, a rematar hoy (20.00 horas, TV Canaria) su pase a los cuartos de final de la Eurocup

Al Herbalife Gran Canaria, que viaja en una nube desde que comenzó el año -suma 14 victorias en los 18 partidos que ha disputado en 2016-, le toca rematar hoy un trabajo pendiente: certificar su clasificación para los cuartos de final de la Eurocup ante el CSP Limoges, un rival al que ya superó en Francia por 17 puntos de ventaja (65-82). La cita, la primera en el Gran Canaria Arena después de que el conjunto que entrena Aíto García Reneses alcanzara la final de la Copa del Rey, comenzará a las 20.00 horas y será emitida en directo por la Televisión Canaria.

Con la eliminatoria encarrilada en el torneo continental y con el equipo en un momento dulce -afianzado en zona de Playoff por el título en la Liga Endesa, subcampeón de Copa y sólido en la Eurocup-, el mayor peligro del Granca anida en su interior: la relajación que brota cuando todo parece fácil. Y para eso se prepara el conjunto claretiano tras una semana triunfal que arrancó con la contundente victoria en tierras galas y tuvo continuidad el domingo en San Sebastián con el triunfo -el decimocuarto del curso en la ACB- sobre el RETAbet.es (79-87).

Enfrente, otra vez, se topará con un CSP Limoges que ya no da tanto miedo. Hace una semana, el campeón francés aparecía en el horizonte como un obstáculo tremendo: por su palmarés -fue, entre otros éxitos, campeón de la Euroliga en 1993- y por el potencial de su plantilla -fue el equipo que puso fin al récord de 28 victorias en los primeros 28 partidos oficiales del curso del Valencia Basket-. Ahora, siete días después del encuentro de ida disputado en el Beaublanc Arena, asusta menos.

Con todo en contra tras caer con estrépito en su guarida, el CSP Limoges se agarra a un recuerdo para mantener la esperanza: la victoria que firmó en la Fonteta (72-92) para acabar con la racha del Valencia Basket. Y para recuperar ese nivel, el conjunto que dirige Dusko Vujosevic necesita la mejor versión de todos sus jugadores, en especial de sus piezas más desequilibrantes: Bo McCalebb, Will Daniels, Leo Westermmann o Nobel Boungou-Colo -entre los cuatro, en lo que va de Eurocup, promedian 44,1 de los 79,9 puntos que el campeón francés anota por encuentro-.

El pulso entre el Herbalife Gran Canaria y el CSP Limoges será arbitrado por Sahin (Italia), Halliko (Estonia) y Baumanis (Letonia). En caso de superar este corte, la escuadra claretiana se cruzaría en cuartos de final con el ganador de la eliminatoria entre el Unics Kazán y el Stelmet Ziona Gora. En la ida, en Polonia, se impuso el equipo ruso por cuatro puntos de diferencia: (68-72).

Compartir el artículo

stats