Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Automovilismo 40a edición del Rally Islas Canarias-El Corte Inglés

La niebla incomoda a los pilotos

Luis Monzón da el visto bueno a su montura tras testar nuevamente en el circuito de Maspalomas - José María Ponce presenta su Porsche 911 GT3

El frío, la niebla y la lluvia son los elementos meteorológicos que siguen marcando los días previos a la celebración de la 40 edición del Rally Islas Canarias-El Corte Inglés, primera prueba puntuable del Campeonato de Europa-ERC (European Rally Championship), Campeonato de España, Autonómico de Canarias y provincial de Las Palmas, que se disputa los días del 9 al 12 de marzo.

Moya fue ayer a las 09:00 horas el lugar de encuentro de los equipos foráneos, nacionales y canarios, que se preparaban para iniciar los reconocimientos de la primera etapa, que se completaban con los tramos cronometrados de Tejeda y Santa Lucia de Tirajana. Las inclemencias meteorológicas afectaron a la toma de notas de los equipos, ya que en algunos lugares de la zona de cumbre la escasa visibilidad impedía realizar la labor con total garantía. En los desplazamientos al sur, al tramo de Santa Lucía, el tiempo mejoró y los participantes se tomaron un respiro.

Los más madrugadores fueron el actual campeón del ERC, el polaco Kajetan Kajetanowicz, al que le seguía el piloto ruso Aleksey Lukyanuk y otros equipos extranjeros liderados por el francés Robert Consani, Zoltán Bessenyey, el italiano Giacomo Costenaro, el libanés Gilbert Bannout, el suizo Federico Della Casa, el húngaro Janos Puskadi y el checo Antonin Tlustak, a los que acompañaron los peninsulares Iván Ares, Pedro Burgo, Gorka Antxustegui, Jonathan Pérez, Juan Carlos Aguado y los canarios Luis Monzón, José Mª Ponce, Enrique Cruz, Armide Martín, Alfonso Viera y la fémina Emma Falcón, entre otros.

Kajetanowicz es el piloto que más está trabajando los tests previos. El polaco cuenta con una infraestructura de primer nivel y con un coche muy competitivo como es el Ford Fiesta R5-EVO-II, con el que pretende ganar en su primera participación en Canarias.

"La defensa del título es un reto emocionante. Ha pasado mucho tiempo desde mi última participación sobre asfalto y necesito ir poco a poco para que los tiempos salgan. Hay una numerosa competencia en la lucha por ganar con vehículos muy competitivos como los R5, así que la victoria será muy disputada", comentaba el polaco.

Iván Ares se mostraba muy incómodo con las dificultadas que encontraba en los reconocimientos debido a que "hay mucha niebla y está siendo muy complicado tomar notas en las zonas que no conocemos como es Moya, que para nosotros es un recorrido nuevo". Sobre el estreno en Canarias a los mandos de su Ford Fiesta R5 se mostraba prudente "tan sólo hemos testado el coche en 20 km. y, además, con un pequeño golpe. Estoy muy nervioso y no podré ir al 100%, ya que el objetivo es el Campeonato de España. Con el Ford sólo tengo cerradas las dos pruebas de Canarias, para el resto necesito más apoyos de los patrocinadores. El Porsche lo tengo en casa y con él tengo previsto participar en algunas pruebas del certamen gallego de rallies", dijo el subcampeón de España de la pasada temporada.

Los participantes realizaron los reconocimientos a los mandos de vehículos de estricta serie y siendo controlados por la organización del rally. Además, están sometidos a las normativas de la D.G.T., en cuanto a circulación, ya que lo hacen en carreteras abiertas al tráfico rodado.

La primera jornada de reconocimientos resultó agotadora para los equipos ya que tuvieron que cubrir muchos kilómetros desde la zona norte a la sur de Gran Canaria, para finalizar a las 19:00 horas. El largo recorrido ha sido machacador por las innumerables curvas que han tenido que plasmar en sus papeles los copilotos. Estos son los más sufridores, pero con una reconocida labor que les hace ser una pieza fundamental en el tándem que forman piloto-copiloto.

Los reconocimientos se intensificarán en la jornada de hoy con la segunda etapa y los tramos cronometrados de Ingenio, Gáldar y Valleseco.

Monzón testa el Citroën DS3 R5

Luis Monzón hacía un alto en los reconocimientos del día para desplazarse hasta el circuito de Maspalomas, en donde le esperaba el equipo italiano de Delta Rally con el Citroën DS3 R5 listo para testar tras los cambios realizados que afectaban al mapa motor, comportamiento de suspensiones y ya corregidos algunos problemas de pérdida de escape.

Monzón acompañado de su copiloto José Carlos Déniz, rodó durante unas diez vueltas y, tras cambiar impresiones con los ingenieros, dio el visto bueno a las prestaciones del coche. "Ahora sí que es mucho más efectivo y está acorde con lo que debe ser un R5", declaraba el piloto grancanario, que tras los tests de Tejeda había acabado la jornada malhumorado por el bajo rendimiento del coche con el que debe luchar por la victoria. Los neumáticos fue otro de los capítulos en los que Monzón centró su fugaz tests en Maspalomas.

Por otra parte, el Parque de Santa Catalina y la Plaza de España ya se encuentran en plena vorágine de actividad. La organización ultima los detalles en el montaje de la rampa de salida, gradas para vips, zonas acotadas para el público y la megafonía y pantallas previstas para el espectacular acto de ceremonia de salida.

Compartir el artículo

stats