Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A por la niña bonita

El Granca busca en casa su victoria15 del año frente al UCAM Murcia - El cuadro 'pimentonero' llega enrachado: séptimos y tras tres triunfos consecutivos

La niña bonita. 15 triunfos en los primeros 20 encuentros del año. Esa es la cifra que puede alcanzar el Herbalife Gran Canaria este domingo frente al UCAM Murcia (12.00 horas, Multi4, dial 194). El baloncesto no da tregua al club claretiano, que tras caer ante el Real Madrid en el parqué de Siete Palmas la pasada jornada, recibe a otro rival, no de tanto renombre, pero enrachado. El club pimentonero es una de las revelaciones de esta segunda vuelta liguera. En ocho jornadas ha pasado de ocupar la zona roja de la tabla (15o, con un balance negativo de 5-9) a auparse al séptimo puesto con igual número de victorias y derrotas (11), y a tan sólo un triunfo para cazar al Montakit Fuenlabrada.

El plantel que dirige Fotis Katsikaris acumula tres víctimas seguidas: CAI Zaragoza, Unicaja -en el feudo malagueño- y RETAbet.es GBC. Apuntan al Granca como cuarto damnificado. Pero el varapalo sufrido frent al vigente campeón de la Liga Endesa y de Copa ha servido a los hombres de Aíto García Reneses para reforzar la moral. Supo imprimir un ritmo de juego frenético en la primera mitad, responder desde el perímetro con acierto y herir la pintura del enemigo. Como ya demostrara en el parqué copero del Coliseum de La Coruña contra el Valencia, el Dominion Bilbao y el propio Real Madrid, el club claretiano confía en sí mismo hasta la bocina final. Es un hueso duro de roer, los rivales son conscientes de ello y empiezan a respetarle.

Ser subcampeón de la Eurocup el pasado curso no cayó del cielo, sino a golpe de mucho sudor y talento, y este año prosigue con la siembra del éxito: subcampeón de la Copa del Rey, afianzados en quinta posición de la ACB -con dos victorias por encima del Montakit Fuenlabrada- y listo para tumbar en cuartos de final de la Eurocup al Stelmet Zielona Gora. Pero antes de viajar a Polonia el próximo miércoles, deberá pensar en su compromiso doméstico con el UCAM Murcia, hambriento de Playoff. Si el club pimentonero ganara en Siete Palmas, conseguiría su cuarta victoria consecutiva e igualaría su récord histórico de la campaña 1995-96, cuando tumbó al Cáceres a domicilio, al CB Gran Canaria en casa, al Amway en Zaragoza y al Xacobeo 99 Ourense como local.

En el partido de la primera vuelta disputado en tierras murcianas, el Granca venció por 71 a 75. De las nueve ocasiones en las que se han enfrentado ambos equipos en Gran Canaria en la historia de la ACB, el bloque claretiano ha conocido la victoria en siete. Y la última sucedió el 20 de octubre de 2013, por 86-69.

Granca y UCAM Murcia tienen dos lazos en común: una sólida actuación coral, por encima de las individualidades, y el mismo balance de victorias y derrotas en las últimas ocho jornadas ligueras (6-2). Entre esos días gloriosos del combinado de Katsikaris, destaca el correctivo al Laboral Kutxa Baskonia el pasado 31 de enero, por 68-66, y al Unicaja en el Martín Carpena por 79-90.

Cuando la estrella del UCAM Murcia, el pívot brasileño Augusto Lima, puso rumbo en enero para el Real Madrid, el equipo se centró en la permanencia sin agobios, pero ni en sus mejores sueños pensó que estaría luchando por el Playoff a estas alturas de la temporada. Los pimentoneros llegaron a colocarse octavos de la liga hace 21 años, pero se desinflaron en el tramo final.

Tanto Pangos como Oliver tendrán que poner freno al gran líder del cuadro murciano: Facundo Campazzo. El base argentino, que vistió la elástica del Real Madrid, es el máximo realizador del UCAM, con un promedio de 11,5 puntos por partido, además de ser el jugador de ACB que más balones recupera (2,14), el segundo que más asistencias sirve (5,14) y el efectivo que más faltas provoca (5,05).

Pero el Granca también tendrá que custodiar de cerca otros mimbres decisivos del colectivo: los ala-pívots José Ángel Antelo y Nemanja Radovic, los escoltas Scott Wood y Vitor Benite y el tándem de pívots formado por Serhiy Lishchuk y Vitor Faverani.

Compartir el artículo

stats