Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

El milagro del héroe Socorro

El técnico del Panadería Pulido San Mateo, que firmó un ascenso épico a Tercera, motivó a sus pupilos con la visita de sus familiares a la caseta

El entrenador del Panadería Pulido y exjugador de la UD Socorro (i), emocionado, abraza a Juan Sosa, tras conquistar el ascenso a Tercera en San Mateo.

El entrenador del Panadería Pulido y exjugador de la UD Socorro (i), emocionado, abraza a Juan Sosa, tras conquistar el ascenso a Tercera en San Mateo. JUAN C. CASTRO

El poder del alma. Socorro, el estratega de los milagros. El entrenador del Panadería Pulido San Mateo y exjugador de la UD Juan Carlos Socorro recurrió al sentimiento para firmar la hazaña. La heroica remontada (5-1) ante el Atlético Tacoronte, en la vuelta de la final de promoción de ascenso a Tercera División, se cimentó en la caseta. El que fuese internacional con Venezuela empapeló el modesto vestuario del San Mateo con frases motivadoras. Tocó la fibra sensible de una legión indomable. Y antes del inicio de la batalla, los familiares, padres, hermanos, primos y novias de los futbolistas irrumpieron en el santuario. Al más puro estilo Paco Jémez.

"Precisaba de algo especial, tenía que convencer a los chicos de que era posible remontar el (4-1) de la ida. Y lo hicimos. Durante la semana, repasamos todos los aspectos futbolísticos pero faltaba ese plus. El ingrediente emocional...", asegura el técnico, que logra el primer ascenso en su carrera [fue segundo de Juan Manuel Rodríguez y Sergio Lobera en el banquillo de la UD].

En el vestuario del San Mateo se trazaron las líneas maestras de lo imposible. 'Creer es poder'. 'No hay fronteras ni límites si realmente estás convencido'...Lluvia de aliento con folios mágicos y un carnaval en la caseta. Faltan cinco minutos para el inicio de la batalla perfecta. "Éramos ochenta en el vestuario, los jugadores se quedaron impactados. El Tacoronte ya estaba en el césped, y fue un arrebato de pasión. Recurrimos al sentimiento para subir".

Los héroes del San Mateo saltaron inspiradísimos. A los 25 minutos, ya se imponían 3-0, gracias a los tantos de Kilian, Chus y Braulio. La descarga lírica funcionó. De nuevo, el artillero Braulio hacía el cuarto y se alcanzaba el descanso. Semidán estiró el suspense con el 4-1, pero Chus se disfrazó de héroe con su segunda diana en una tarde para el éxtasis. Con el 5-1, el colegiado anuló un tanto al Tacoronte que sembró el caos. "Me equivoqué al no saludar al preparador rival -Toño Dorta- pero no fue un robo. Fue una exhibición. Algo maravilloso, no es que te ganen por un tanto. Lo logramos de una manera increíble".

Apodado la zurda de oro, firmó 279 duelos con la UD. Elegante y diabólico, en el banquillo se transforma. Un volcán. "Me quedo con la satisfacción de mis chicos, porque son grandes, por el tesón y la lucha. Humildes pero en Tercera División. Para San Mateo es un gran salto, yo voy 'pasito a pasito'. Me gustaría regresar a la UD, pero siempre a mi ritmo. Aún estoy aprendiendo".

Socorro ha puesta a San Mateo en el mapa del balón. "Con apenas 7.000 habitantes, para la localidad es lo máximo. Ya tuve la ocasión de entrenar a la UD Gáldar en el Grupo Canario de Tercera División y es una categoría muy bonita.Competitiva, nos servirá para demostrar todo lo que tenemos". La dedicatoria, bajo un manto de lágrimas, fue para su madre. "En el cielo, estará orgullosa". El pequeño 'pasito' de un motivador insaciable. "Me limité a copiar ideas de otros entrenadores", asegura el ex de la UD, que ascendió a Segunda (1996) y Primera División (2000) como un genio en la autopista zurda. "De jugador no te percatas de los detalles; ahora lo vivo más. Al máximo, te emociona".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats