Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucha canaria

El Maninidra, ocho años después

La última conquista la logró ante el Adargoma San José, que le prestó la ropa de la luchada de su bautizo - El club cochinero no lograba un título en las competiciones de Gran Canaria desde la temporada 2008

El Maninidra regaló la noche del viernes un título, el de campeón de la Copa Obra Social La Caja de Canarias de Primera, a su municipio en el momento más oportuno. Y es que es el año del 200 aniversario de la jurisdicción de la Villa de Ingenio, que se celebra por todo lo alto, y que coincide además con la efeméride del 70 aniversario de la creación del club cochinero. Hacía nada más y nada menos que ocho temporadas que el Maninidra no lograba un título en las competiciones de la Federación Insular de Gran Canaria para su máxima formación senior. El último galardón lo alcanzó frente al Adargoma San José, que curiosamente le prestó la primera ropa de brega al de Ingenio para que pudiera realizar la luchada de su bautizo.

Por eso, al finalizar la luchada en el terrero de Las Crucitas de Agüimes (paradójicamente del municipio del que se emancipó Ingenio hace 200 años) la celebración tiene una significación más marcada. Y además con ánimo de desquite. Por un lado, para el máximo puntal del Maninidra, el tinerfeño Añaterve Abreu "Pollo de La Villa de La Orotava" fue sacarse la espina: "Por fin le doy un título al Maninidra", manifestaba al micrófono del programa La Luchada de TVE, cuando aún celebraba por todo lo alto su gesta, sudoroso, resollando por el esfuerzo realizado, y hasta con lágrimas en los ojos. Y es que justo hace un año Añaterve Abreu perdió, también en el municipio de Agüimes, concretamente en el terrero de Playa de Arinaga, la gran final del Torneo a Lucha Corrida. Lo tumbó su paisano Eliacer Gutiérrrez "La Viejita V", por entonces puntal del Castro Morales, que se llevó el título de campeón de Primera para Telde. Por eso darle el título de campeón de Copa al Maninidra para Añaterve fue "sacarse una espinita" y un alivio en su prestigio como máximo puntal regional.

Y para los sufridos directivos del Maninidra, no es para menos. Su presidente Juan Valerón, con su paciencia, calma y serenidad, apenas podía articular palabra para expresar el júbilo interno que sentía. Para Fernando Hernández la cosa fue bien distinta, porque el secretario cochinero, tan pronto acabó la final, dio un tremendo brinco desde la orilla del terrrero, con los brazos arriba, y no paraba de decir: "Toma, toma, toma, toma". Luego, más reposado, pero igual de emocionado, indicó: "Todo esto se lo dedico a mi mujer, a mi familia, a mi madre, que son los que sufren todo el tiempo que uno con la lucha, y con tantos problemas".

Y, con su habitual talante afable, noble y calmada sonrisa, Juan Díaz, el alcalde de la Villa de Ingenio, expresó su alegría: "Por fin. Ya nos tocaba. Tantos años desde aquella vez que conseguimos el título frente al Adargoma. Y además este año, con el aniversario de la jurisdicción de Ingenio y los 70 años del Maninidra". Juan Díaz, forofo seguidor de la lucha en general y del Maninidra en particular, también puntualizó que en breve llevará una moción al pleno del Ayuntamiento de la Villa de Ingenio para que el nombre del terrero de Los Molinillos, pase a llamarse El Chiquero, como antaño se conocía al campo de lucha, en el casco del municipio ingeniense.

Compartir el artículo

stats