Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La última patada de García Hemme

El taekwondista grancanario, de 28 años, subcampeón olímpico, se retira - El accidente de moto que sufrió en 2014 lastró su preparación para la cita de Brasil

Nico García Hemme acompañado de su madre, Christine, su padre, Ibrahim, y Miguel Cardenal, secretario de Estado.

Nico García Hemme acompañado de su madre, Christine, su padre, Ibrahim, y Miguel Cardenal, secretario de Estado. CSD

Un gesto de honestidad y madurez plena. Nico García Hemme (Las Palmas de Gran Canaria, 1988) se retira. El taekwondista, plata olímpica en los últimos Juegos de Londres 2012, deja la actividad física profesional para abrir otras prioridades en su vida. Después de 11 años en el Centro de Alto Rendimiento en Madrid, formando parte del programa de la Real Federación Española de Taekwondo, el grancanario da un paso a un lado.

Con 28 años, después de pelear para volver a la cima tras su grave accidente de tráfico a lomos de una moto en Madrid durante el verano de 2014, el subcampeón olímpico se despidió ayer en el Consejo Superior de Deportes en un emotivo acto. Acompañado en la mesa por Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, García Hemme anunció su decisión.

"Ha sido muy emotivo, pero era la decisión que quería tomar. Estaban todos los trabajadores del CAR, mi familia con mis padres Christine e Ibrahim y mi hermano Eric [su gemelo Hugo no pudo estar por incompatibilidad laboral]. También estaba el equipo, entrenadores, cuerpo médico... No esperaba a tanta gente, pero ha sido tremendo", sentenció en declaraciones a LA PROVINCIA/DLP justo minutos después de que finalizara el acto en Madrid.

Más que con todas las medallas logradas -algunas tan importantes como la plata olímpica, mundial y europea-, García Hemme se queda con cada "experiencia" vivida en estos 24 años de taekwondo. "Gracias a esto he conocido a mucha gente, dejo muchos amigos y grandes profesionales detrás, eso está por encima de las medallas", añade.

El grancanario explica su retirada como un paso natural aunque duela. Tras acabar su participacipación en Londres 2012, pasó por el quirófano para corregir un par de lesiones en hombro y tobillo. En medio, un bronce en el Mundial de Puebla (México) en 2013. "Cansado", física y mentalmente, después de aquellas intervenciones llegó un momento muy difícil en su vida: el accidente de moto que le dejó seis costillas rotas y varias vértebras dañadas. "Volví a entrenar, lo intenté, pero es como subir una montaña, bajarla y después tener que volver a subirla. La segunda vez es siempre más duro", señaló. Ahora se retira para dejar paso a nuevas generaciones con un palmarés infinito.

Compartir el artículo

stats