Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Herbalife Gran Canaria Liga Endesa (1º jornada)

El supercampeón no quiere ningún tipo de confianzas en el estreno

Granca-Iberostar Tenerife, derbi para abrir la temporada (17.30)

El trabajo de Richard Hendrix en la pintura resulta fundamental para el Herbalife Gran Canaria.

El trabajo de Richard Hendrix en la pintura resulta fundamental para el Herbalife Gran Canaria. LOF

El Herbalife Gran Canaria inicia su andadura esta tarde (17.30 horas, Gran Canaria Arena) en la nueva temporada de la Liga Endesa. El calendario ha deparado un atractivo derbi contra el Iberostar Tenerife para comenzar. Ambos conjuntos llegan en momentos contrapuestos a la cita. Se espera un ambientazo en el coliseo de Siete Palmas para festejar con otra victoria el triunfo histórico del cuadro claretiano en la Supercopa.

Precisamente, la resaca de esa gesta, amén del rival, es una de las principales preocupaciones del conjunto amarillo. Hasta el propio técnico, Luis Casimiro, advirtió que espera que las numerosas celebraciones de los últimos días por el entorchado logrado no descentren a los suyos, que volverán a ser jaleados una vez más como héroes por la marea amarilla antes de saltar a la cancha.

Sin duda, el mejor premio para esos aficionados sería una victoria ante el cuadro tinerfeño, que serviría para alargar la senda victoriosa que dibuja el Herbalife Gran Canaria desde que comenzó su preparación. Primero, con un pleno de partidos ganados durante la pretemporada. Luego, alargó su magnífica racha en la primera cita oficial de la campaña 2016-17, la Supercopa Endesa celebrada en Vitoria. Los triunfos ante el Baskonia, en semifinales, y el todopoderoso Barça, al que apalizó en la final, hicieron que el Granca entrara por la puerta grande en la élite del basket español.

Ahora, ya en la competición de la regularidad, el conjunto claretiano debe seguir mostrando sus hechuras de gran equipo. Sin duda, los resultados cosechados hasta el momento sirven para que los expertos lo señalen como uno de las posibles revelaciones del campeonato, como lo ha venido siendo en los últimos años. El primer paso es hoy ante el Iberostar Tenerife.

El derbi regional también servirá para que los recién llegados al club comprueben en primera persona el poder que tiene la marea amarilla, como se conoce a la afición del Herbalife Gran Canaria, para que su cancha sea una auténtica caldera para los rivales. Les tocará disfrutar de ese ambiente, porque antes algunos de ellos ya lo padecieron como visitantes en los choques que disputaron en el coliseo de Siete Palmas o bien en la Liga Endesa o bien en encuentros de la Eurocup.

El técnico Luis Casimiro y los jugadores Richard Hendrix, Bo McCalebb, Darko Planinic y Royce O'Neal son ahora de los nuestros, y por lo que se ha visto hasta ahora, ellos también parecen entregados ya a la causa del Granca. Han necesitado de muy poco tiempo para ganarse el corazón de la afición, como ya lo habían hecho los compañeros que repiten en la plantilla amarilla.

Aunque en estos albores de la temporada el cuadro grancanario ha demostrado de nuevo que su fortaleza se basa en el poder del grupo, los fichajes que se han realizado, por su calidad contrastada, tendrán un papel fundamental en el devenir del conjunto claretiano.

Con las mismas armas usadas en la Supercopa, siendo un equipo rocoso y solidario, muy poderoso debajo de los tableros y dinámico en ataque, el Herbalife Gran Canaria pretende doblegar hoy al Iberostar Tenerife para iniciar con buen pie su singladura en esta nueva temporada de la Liga Endesa.

El rival de los grancanarios llega en un momento muy diferente. Si el Granca hasta ahora ha transitado por un camino de rosas, los tinerfeños lo han hecho por un camino de espinas. Después de una profunda renovación en su plantilla, con refuerzos llamados a dar un salto de calidad al equipo y así instalarse entre la clase alta del basket nacional, donde ya tocó a las puertas la pasada campaña, el Iberostar Tenerife por el momento no ha cumplido las expectativas.

Su pretemporada no ha ilusionado a su incondicionales -únicamente ganó un partido a puerta cerrada contra el Fuenlabrada en Madrid-. Txus Vidorreta, su entrenador, no ha dado aún con la tecla. Está señalado el cuadro tinerfeño por muchos como candidato a ser una de las sorpresas agradable de la Liga Endesa esta campaña 2016-17, pero por lo pronto le está costando mucho arrancar.

Compartir el artículo

stats