Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Herbalife Gran Canaria El análisis

Lo números sonrojan al Granca

El equipo tiene la peor defensa con 91 puntos de media y firma su arranque más deficiente en la ACB

Los jugadores del Herbalife Gran Canaria abandonan la pista cabizbajos tras la derrota ante el Valencia.

Los jugadores del Herbalife Gran Canaria abandonan la pista cabizbajos tras la derrota ante el Valencia. SABRINA CEBALLOS

Nadie defiende peor que el Herbalife Gran Canaria en la Liga Endesa. Con una media de 91 puntos por partido es el equipo que más puntos recibe, unos números que le hacen encajar el peor comienzo de su historia en la Liga ACB. Un balance de 0-3 solo lo había sufrido en la 1985-86, temporada de su estreno en la élite. Ocurre que entonces la diferencia entre los puntos anotados y los recibidos era de -17, mientras que en este inicio de temporada es de -28.

Por entonces tardó once jornadas en ganar su primer partido, un récord que se antoja imposible de superar por un equipo que ha logrado la Supercopa y que, a pesar de su horrible inicio de la competición regular, tiene materia prima para estar en Playoff.

La primera piedra para la reconstrucción empieza por la intensidad defensiva. El cuerpo técnico y los jugadores coincidieron en el análisis tras la derrota frente al Valencia. El conjunto amarillo se desconecta demasiados ratos de sus obligaciones defensivas. Frente al conjunto de Pedro Martínez, sin ir más lejos, hubo muchas acciones en las que arriesgaba con una defensa alta, buscaba anticiparse a la circulación de balón taronja pero el rival, que era de mucho nivel, conseguía encontrar a un jugador libre de marca. Así, llegó a recibir 18 puntos en un tramo de cuatro minutos. Una sangría.

Son errores puntuales que se multiplican en un equipo con mucho potencial. El curso pasado, con la misma base de esta temporada, con jugadores notables a la hora de defender como Xavi Rabaseda, Eulis Báez o Sasu Salin, así como un Anzejs Pasecniks que ha crecido mucho, el Herbalife de Aíto era una de las mejores defensas de la Liga. Y a ellos se han sumado dos grandes interiores como Richard Hendrix o Darko Planinic y un base experto en recuperaciones como Bo McCalebb.

Sin embargo, el problema fundamental es la irregularidad. El cuadro claretiano combina momentos de una defensa notable, pero le duran muy poco. Ante el Valencia lo tuvo en el segundo parcial, en el que remontó una amplia desventaja. Y al MoraBanc Andorra le cegó también durante muchos minutos. Pero se relajó.

92 puntos encajó en la primera jornada frente al Iberostar, ahora líder. El cuadro canarista hizo mucho daño por fuera con los triples de Javier Beirán y también por dentro con Fran Vázquez. En la segunda jornada el equipo del Principado consiguió la friolera de 91 puntos frente a un Herbalife que se hundió en la segunda parte. Y el Valencia le endosó 84. Sin embargo, en ataque el conjunto claretiano es el sexto mejor equipo con una media de 81 puntos por partido, superior a la del Valencia y el Barcelona.

Preparación física enfocada

Todo esto le ocurre a un equipo que dejó en la Supercopa en 59 puntos al Barcelona y en 80 al Baskonia. Iban como motos los jugadores amarillos, que desde entonces han bajado mucho su nivel físico al tener una pretemporada con el foco puesto en levantar la Supercopa. Ahora toca recuperar el tono cuanto antes.

Compartir el artículo

stats