Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polideportivo Resumen del 2016

El año dorado del deporte grancanario

Con títulos nacionales y hasta internacionales el deporte de la Isla vivió un 2016 inolvidable

Termina el año 2016 y a la hora de hacer el tradicional balance final en el plano deportivo muchos de los deportistas grancanarios han tomado el protagonismo. Tanto a nivel individual como de equipos, nuestros representantes han vuelto a cuajar excelentes actuaciones en las más variadas modalidades deportivas tanto en el ámbito nacional como internacional.

Relacionadas

Aunque los nombres de algunos ya van siendo habituales en este resumen anual, los de otros irrumpen con fuerza. Ellos son la punta del iceberg, aunque otros también en la medida de sus posibilidades dejaron muy alto nuestro pabellón allá por donde han competido en estos 365 días.

Sin duda, estos éxitos vienen a corroborar el buen estado de salud que atraviesa actualmente el deporte grancanario. La tenista Carla Suárez, las hermanas Ruano en windsurf, el golfista Rafa Cabrera Bello, los futbolistas Vitolo y David Silva, el púgil Ferino V o Marta Marrero en pádel, entre otros, han dado un impulso importante a la marca Gran Canaria dentro y fuera de nuestras fronteras. Todos y cada uno de ellos han logrado gestas que serán recordadas y quedarán en los anales del deporte isleño para siempre.

Barreras derribadas

Y no sólo a nivel individual, pues en cuanto a clubes también se han conseguido éxitos importantes en este año 2016 que ahora termina, resaltando por ejemplo el primer título oficial conseguido por el CB Gran Canaria en la mejor competición del mundo de baloncesto después de la NBA. El Herbalife se consolida entre los grandes del basket nacional al ganar con brillantez la Supercopa en Vitoria, tras haberse quedado a las puertas en los últimos años de otros torneos de renombre como la Eurocup y la Copa del Rey.

Y qué decir del Rocasa Gran Canaria. Nuestro máximo representativo en el balonmano femenino, después de muchos años al pie del cañón, conseguía alzar su primer entorchado europeo. Es la guinda a décadas de trabajo con la cantera en el populoso barrio teldense de Las Remudas.

Aparte del enorme prestigio individual y colectivo que estos éxitos suponen para sus protagonistas, sus triunfos también sirven de acicate para los miles de niños y niñas que diariamente se entrenan duro en sus respectivas modalidades para llegar algún día a lo más alto. Estos no pueden tener mejores espejos en los que mirarse.

En resumen, queda atrás un año prolífico en triunfos para los deportistas grancanarios y entramos en un 2017 donde las expectativas también resultan muy halagüeñas para los nuestros. A buen seguro que dentro de 365 días volveremos a tener un buen puñado de nombres propios que seguirán engrandeciendo el nombre de la Isla. Aunque el listón está muy alto.

Compartir el artículo

stats