Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Herbalife Gran Canaria El reportaje

El primer paso de McCalebb

El base de Luisiana encuentra la regularidad y se pone el traje de líder a orillas de la Copa del Rey

Bo McCalebb entra a canasta durante el partido con el Kuban.

Bo McCalebb entra a canasta durante el partido con el Kuban. ANDRÉS CRUZ

Bo McCalebb ya está aquí. Ese Bo McCalebb que fichó el Herbalife Gran Canaria para marcar diferencias ya saca la cabeza. El base de Luisiana, después de un inicio de temporada titubeante, empieza a encontrar su mejor versión. Le ha costado varios meses coger el estado de forma necesario pero los datos de los últimos seis partidos no hacen más que contrastar la evidencia de que está en modo de líder. El Arena, que al principio llegó a desesperarse y murmurar por sus errores en las entradas a canasta y por su timidez para lanzar desde la línea de tres puntos, ahora se asombra con su rapidez y agilidad a la hora de penetrar. Es un nuevo McCalebb. El de toda la vida.

Era una cuestión principalmente de físico. El jugador, de 31 años, llevaba varias temporadas sin continuidad por las lesiones y, visto lo visto, solo necesitaba confianza y ritmo. Destacó en la Supercopa pero en las ocho primeras jornadas de Liga llegó a registrar menos de 5 de valoración en cinco de esos encuentros. Una barbaridad. Un par de buenas actuaciones puntuales y sobre todo la Eurocup, donde el nivel de los rivales bajaba, ponían algo de luz a su futuro de amarillo.

Sereno en el vestuario y sin el aura de estrella que se le presuponía por su exuberante currículum, nunca dejó de trabajar. Se adaptó bien a la plantilla a pesar de su poca regularidad en la cancha. Como es norma en el vestuario insular le acogieron con los brazos abiertos, todos le han ayudado y Luis Casimiro nunca ha perdido la confianza en él. Excepto en dos encuentros siempre ha sido el base que más minutos ha jugado y esa fe en sus posibilidades ha tenido premio a partir del último mes.

En los primeros veinte partidos de amarillo registró unos promedios de 9,2 puntos, 4,5 asistencias y 10,4 de valoración. Mientras, en los últimos seis, los que van desde la victoria sobre el Tecnyconta Zaragoza, ha logrado unos números notables de 14,3 puntos, 3,6 asistencias y 14,8 de valoración. Solo pasa un poco menos el balón pero produce mucho más. Y ese poderío físico para dar el primer paso, lo que le distingue del resto, le da confianza para ir mejorando sus números desde el triple.

Eulis Báez y Sasu Salin, tocados

Con el mejor McCalebb en la pista se acerca el objetivo de cerrar el billete para la Copa del Rey mañana (17.30 horas) en Miribilla ante el Bilbao Basket. Para esa cita Sasu Salin y Eulis Báez llegan tocados por molestias en sus respectivas rodillas tras sufrir sendos golpes ante el Kuban pero viajarán y tienen opciones de jugar.

Compartir el artículo

stats