Los problemas en la Copa del Rey 2017 para el Herbalife Gran Canaria han empezado antes de tiempo. Porque ahora mismo, varios días antes de que el balón toque el aire del Fernando Buesa Arena y comiencen los cuartos de final para el Granca ante el Valencia (viernes, 18.00 horas, Movistar Plus), el equipo amarillo mira a su enfermería. Y es que el cuadro grancanario acumula cuatro dudas importantes para el primer cruce de la Copa del Rey de baloncesto. Xavi Rabaseda, Richard Hendrix, Ryan Hollins y Bo McCalebb acarrean unos problemas físicos que dejan en entredicho su participación -o al menos el nivel al que llegarán- en la cita de Vitoria que arranca mañana.

"Me da pena no poder entrar en esta corriente de ilusión y optimismo porque me preocupa el estado de salud actual del equipo. Lo que me gustaría es solamente estar pensando en el optimismo y saber que estamos todos sanos para competir al máximo nivel, pero ahora mismo tengo una gran preocupación", comentó ayer Luis Casimiro, técnico del Herbalife Gran Canaria, en el día de medios previo a la Copa del Rey.

Por orden de gravedad, el hombre que más preocupa en el Herbalife Gran Canaria es Xavi Rabaseda. El alero, aquejado de un lumbociática en el lado izquierdo, tiene más que comprometida su presencia en la cita de Vitoria. Rabaseda disputó solo 14 minutos en el derbi frente al Iberostar Tenerife y no se ha podido ejercitar durante esta semana.

Otros casos bien distintos son los pívots Ryan Hollins -contractura en el gemelo- y Richard Hendrix -contusión en el ligamento rotuliano de la rodilla derecha- y el base Bo McCalebb -traumatismo en la rodilla izquierda con leve derrame articular-. Se espera que la evolución de los tres jugadores sea positiva en las últimas horas y la comparecencia del trío en Vitoria se produzca sin problemas.

"Son unas lesiones que están ahí, que son reales. No nos estamos inventando nada. Me gustaría transmitir toda nuestra ambición, pero lo que tengo realmente en mi cabeza es la preocupación por el estado físico del equipo; no podemos decir que hemos estado trabajado plenamente al máximo rendimiento, sino más bien todo lo contrario", expresó Luis Casimiro.

Eso sí, Luis Casimiro también avisa: esté quién esté darán el "100%" de lo que tenga. "Vamos a ser ambiciosos y siempre vamos a querer el máximo. No voy a entrar en si tenemos más o menos opciones, pero lo que yo quiero es competir siempre en cada partido. Trabajamos para eso, pero hoy en día la situación y las circunstancias son las que son", contestó el entrenador amarillo, que ya sabe lo que es triunfar en Vitoria con el Granca.

Sin embargo, Luis Casimiro no podía evitar en cada contestación que dio en la pista del Gran Canaria Arena referirse a los contratiempos físicos de los suyos. "Me gustaría un partido en el que estuviésemos todos y al 100% físicamente, cosa de la que dudo. Pero bueno, me gustaría que fuese un partido igualado, en el que no se vayan en el marcador y si llegamos con posibilidades para competir, estar calmados", añadió.

Además de por los problemas físicos de su equipo, Casimiro se agarró a otras cosas para dar como favorito al Valencia. "Con los datos se puede llegar a un juicio objetivo. El Valencia permanece tercero y nos ha ganado los dos partidos. Con todos estos datos todo el mundo es medianamente inteligente como para saber quién tiene esa vitola".