El IBSA CV Gran Canaria encajó su segunda derrota consecutiva al verse superado frente al reciente campeón de la Copa de la Reina, el Fígaro Peluqueros Haris. La resaca del torneo copero hizo estragos sobre un conjunto lagunero, que vio como las jugadoras de Alberto Rodríguez tomaban la delantera al partido con su triunfo en el primer set. Sin embargo, las gracanarias no fueron capaces de mantener sus buenas sensaciones de los compases iniciales del choque, y acabaron cediendo frente a las anfitrionas. Saray Manzano fue la jugadora más destacada del partido, al completar su gran actuación con 19 puntos.

El encuentro no comenzó de la manera deseada para el Fígaro Peluqueros Haris. La ya conocida lesión de la líbero Laura Naranjo y las secuelas coperas que arrastraban las jugadoras Flavia Dias y Patricia Suárez, hicieron mella en el inicio del choque (8-15). El conjunto grancanario no dudó en aprovechar este momento dubitativo y, con Saray Manzano a la cabeza, se adjudicó el primer set a su favor cómodamente (15-25).

Sandell, decisiva

Las pupilas de David Martín no estarían dispuestas a repetir errores en el siguiente parcial. La mejora en los diferentes aspectos del juego fue evidente, el potencial de las tinerfeñas, unido a la gran aportación de la británica Janine Sandell, sirvió para frenar en seco las intenciones de las jugadoras amarillas. El conjunto de Alberto Rodríguez se vio superado frente al empuje de unas tinerfeñas que lograron poner las tablas al partido con una última acción de Flavia Dias (25-15).

En el tercer periodo, el Fígaro lucharía con garra para tomar, de nuevo, el control de juego (10-5). En esta ocasión, el técnico tinerfeño quiso demostrar su fondo de banquillo y, con la ayuda de la segunda unidad blanquiazul, cerró el set por 25-17. El IBSA fue siempre a remolque en este set y solo las buenas acometidas de Saray Manzano y Sylvia Campos mantuvieron enganchadas en el juego a las grancanarias.

En el cuarto y último parcial del choque, el Fígaro salió dispuesto a cerrar el encuentro, apretaron los dientes en defensa, lo que imposibilitó las intentonas del equipo grancanario.

La lesión de la capitana blanquiazul Flavia Dias no mermó las aspiraciones de unas locales, que no cedieron nunca ante los intentos del IBSA por poner las tablas al encuentro.

Dos errores de ataque de Erika González terminaron decantando la victoria de las jugadoras de David Martín en el cuarto set (25-20) y, por ende, en el partido.