Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sergio Llull, experto en 'magia blanca'

El base del Real Madrid está causando sensación, con exhibiciones en la pista que hechizan

Llull, desatado tras ganar la Copa del Rey de la que fue MVP. ACB PHOTO

Sergio Llull, cuando parece que su repertorio baloncestístico ha alcanzado su culmen, resurge para seguir sorprendiendo con sus habilidades a los amantes del deporte de la canasta, sean del equipo que sean. El base del Real Madrid, a sus 29 años de edad, parece rizar el rizo. En plena madurez como profesional, el de Mahón (Menorca) se ha convertido en el emperador de un equipo blanco que con Pablo Laso en el banquillo ha recuperado la hegemonía en la competición nacional y europea después de épocas muy grises.

Y justo cuando le toca al conjunto madridista medirse con el Herbalife Gran Canaria, el balear ha destapado el tarro de las esencias. Si el pasado fin de semana resultaba clave en la consecución de una nueva Copa del Rey para su club, actuación que le llevó a conseguir el trofeo de MVP de la competición disputada en Vitoria, cinco días más tarde, ahora en el marco de la Euroliga, volvía a maravillar. Esta vez le tocaba al Darussafaka sufrir en sus carnes a Sergio Llull.

El conjunto turco, que caía por 101-83, vio cómo el base firmaba 26 puntos, 8 asistencias y un 31 de valoración. Ya en el primer cuarto había anotado 19 puntos, con cinco triples de seis intentos. Y como remate, una súper canasta en los segundos finales casi desde el medio de la cancha, una jugada que ya empieza a ser marca de la casa.

Aunque la lengua de Cervantes da para mucho, ya empiezan a terminarse los adjetivos para calificar las acciones sobre una pista de baloncesto de este auténtico crack, tanto dentro como fuera de las canchas, alejado de los divismos.

Si ya la mejor liga del mundo, la NBA, había puesto sus ojos en él desde hace ya algunas temporadas, ahora se ha convertido en una pieza muy codiciada para el baloncesto profesional americano.

Aunque Houston Rockets tiene sus derrochas en esa competición, parece que los cantos de sirena que llegan desde el otro lado del Atlántico no le terminan de cautivar. Su fidelidad al Real Madrid le llevó a firmar su continuidad con el conjunto blanco hasta el año 2021, justo cuando más sonaba su nombre para recalar en la todopoderosa NBA.

Compartir el artículo

stats