El Tenerife B y el Panadería Pulido San Mateo empataron a un tanto en un choque trabado. Si bien el dominio fue del filial, este no resultó nunca claro. Los grancanarios se adelantaron muy pronto. Una buena acción de ataque les valió para abrir el marcador a los pocos minutos del inicio, por medio de Jacobo. Los locales igualaban al inicio de la segunda mitad.