El Torneo Yellow Bowl, que está teniendo lugar en las pistas de tierra batida del Club Tenis El Cortijo, celebró ayer su segunda ronda con varios enfrentamientos en los que estaban involucrados cinco jugadores canarios. En el torneo participan tenistas de más de 30 países, y una veintena de tenistas canarios de los que cuatro quedan en pie después de la jornada de ayer. El torneo finalizará el sábado.

El día empezó con un enfrentamiento en la pista central entre el tinerfeño Javier Cueto y el germano Filip Krolo. Cueto, cabeza de serie número cuatro, venció por 6/4 y 6/3. A continuación de este encuentro le llegó el turno al grancanario José Joaquín Miranda, que no dio opción al británico Euan Lynes, que se vio superado por 6/3 y 6/1. Tanto Cueto como Miranda forman pareja de dobles.

Más tarde les llegó el turno a las grancanarias Ana Lantigua y Carlota Molina, ambas compañeras de dobles, que perdieron el día anterior. Ana Lantigua no dio opción en un partido brillante a Naroa Larrinaga derrotándola por un contundente 6/1 y 6/1. Carlota Molina, al igual que su compañera de dobles, dominó con total autoridad el encuentro frente a la italiana Carola Cavelli, a la que apabulló con un doble 6/0. De ambas jugadoras se espera mucho en este torneo dado el nivel de juego que están desplegando.

Quien no tuvo mucha suerte fue Cameron Henricy, que perdería en un partido complicado ante el valenciano Carles Anton Talaya por 6/3 y 6/2. Este jueves continuará el torneo con los encuentros de cuartos, que comenzarán a las nueve y media de la mañana.