El Unicaja enmendó el error de la pasada jornada contra el Barcelona en el Palau Blaugrana, y condenó al descenso al ICL Manresa, que aguantó los tres primeros cuartos, pero en el definitivo se desfondó y no opuso resistencia (91-75). Con este resultado el conjunto de Joan Plaza certifica el descenso del cuadro catalán y empata a 19 victorias con el Herbalife Gran Canaria. El resultado de este partido, aplazado por la disputa de la final de la Eurocup del Unicaja, aprieta todavía más la clasificación. Así, con 19 victorias se encuentran desde el segundo hasta el séptimo clasificado, que son, por este orden, Real Madrid, Baskonia, Barcelona, Iberostar Tenerife, Gran Canaria y Unicaja. El ICL Manresa, que se jugaba la permanencia, se desplomó en el último periodo, donde el Unicaja jugó a placer con ventajas claras y rotundas 82-65, minuto 36, siendo muy superior a su rival, condenado y sin prácticamente oposición.