Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MMA Velada 'Slam Arena'

El alumno que superó al maestro

Máximo Suárez, que siente devoción por David Peña, llegó a campeón del mundo bajo su tutela

10

El alumno que superó al maestro

Hace más de diez años que se dedica a los deportes de contacto. En concreto, a la modalidad K1 del kickboxing. A sus 24 años, Máximo Suárez es el peleador grancanario con más combates en sus puños. Nada más y nada menos que 54 le contemplan desde que "hace siete años que me hice profesional, pero llevo metido en este mundillo desde que tenía once, y siempre bajo la tutela de David".

Es su entrenador, David Peña, por el que siente verdadera devoción y con el que ha logrado llegar a lo más alto, a ser campeón del mundo. Para llegar hasta ahí, el joven peleador de Tamaraceite ha recorrido mucho mundo y tan sólo ha cosechado cinco derrotas.

Máximo Suárez, que para competir cuenta con las ayudas de Plus Car, Last Round -"que me suministra el material deportivo"-, y GB Nutrición -"que me aporta la suplementación"-, ha sido además campeón de España tanto en amateur como en neoprofesional, y recuerda que su título de campeón del mundo "en la categoría de 73,5 kilos de la Fedración WKA", lo obtuvo al vencer al austriaco Foad Sadeghi, al que se impuso en Austria a los puntos en un combate pactado a cinco asaltos de tres minutos.

Como todo peleador, Máximo ha tenido y tiene sus sueños, así como unos referentes dentro del mundillo del K1. En cuanto a los sueños, no duda en significar que "después de haber sido campeón del mundo, que es algo que tienes en mente cuando empiezas, ahora mi sueño está en lograr ser campeón del Glory, que es la liga más importante que hay ahora mismo en el mundo".

De hecho, dos de las derrotas que tiene en su curriculum llegaron en combates de esta liga, uno en Dinamarca, donde cayó por el único ko que ha recibido en su carrera, finalizando el primer asalto, frente a Haroud Grigorian. La otra fue en un combate en Holanda, donde perdió a los puntos.

En cuanto a los espejos en los que se mira, desde pequeño, no duda en señalar que "he aprendido mucho de David y él es mi referente desde que tengo once años", para añadir que "de fuera, me gustaba ver en vídeo al peleador holandés Peter Aerts, un competidor de peso pesado que casi todos sus combates los ganaba por ko de patada a la cabeza".

Para el evento de este próximo sábado en el Gran Canaria Arena, el Slam Arena, Máximo Suárez, que disputará el combate número 17 de los 19 que están programados, tendrá como rival al valenciano Víctor Garrulo, en 77 kilos. "Es un peleador duro, por lo poco que he visto de él. Y aunque cada pelea es un mundo y no te puedes fiar, siempre va hacia adelante, a la guerra, como decimos aquí".

Y con el asentimiento de David, finaliza diciendo que "pero yo llego muy en forma, mucho mejor que a otros combates, porque en esta ocasión llevo el peso mucho mejor que otras veces".

El retorno de David Peña

Mientras, el maestro volverá a subirse al ring. En este caso a la jaula que se instalará en el Gran Canaria Arena. Y es que, a sus 37 años, David Peña, soldado profesional, regresa a la competición tras casi cinco años alejado de la misma.

"Ahora estoy mejor preparado que nunca. Se nota que al hacer más vida familiar el cuerpo está menos castigado que antes", señala David, quien disputará el combate de semifondo de esta velada enfrentándose al portugués Rui Botelho también en la modalidad de K1 -se puede usar la rodilla-.

David ha sido campeón de España de K1, Kickboxing y Full Contact, habiendo disputado 43 combates a lo largo de su trayectoria deportiva, desde que comenzara bajo las órdenes de César Suárez en el Totem Dojo con apenas 16 años.

Y en los últimos catorce años, David Peña regenta su propio Centro de Deportes de Contacto, en la calle Cafarnaúm de Lomo Los Frailes, donde tiene algo más de 50 alumnos, si bien "en los últimos años sólo saco a pelear a Máximo".

Para su reaparición, David cuenta con los apoyos de Apolinario Automóviles, Pastelería Reyes y Ralons, siendo su retorno a la competición uno de los grandes atractivos y alicientes de la noche del sábado para los aficionados.

Compartir el artículo

stats