El púgil y entrenador grancanario Yeray García el Pera acudirá a Murcia al Campeonato de España amateur con la ilusión de un debutante, pese a tener 38 años recién cumplidos y haber sufrido además una gran decepción el pasado viernes, al no poder debutar como profesional.

Un problema burocrático impidió que Yeray se enfrentase al francés Fabrice Julian, en el que iba a ser el combate de fondo en la cuarta edición de la velada Werdum Boxing Event, pactado dentro del peso welter, y que se disputó en La Gallera del López Socas, según explicó el propio boxeador.

"El jueves realicé el pesaje, al igual que mi rival, pero entonces me comunicaron que no podría participar en la velada porque no tenía activada la licencia federativa (trámite que debe realizarse cada dos años), después de que llevase cuatro años sin boxear", revela.

De igual forma, se rumoreó que el Pera no había podido volver a calzarse los guantes debido a su edad, algo que el propio púgil desmiente.

"Marcos Figueras, por ejemplo, ha peleado en las islas con 42 años y hay otro púgil que quiere hacerlo en Córdoba con 52. Se puede boxear mientras los médicos te encuentren apto, y yo físicamente estoy bastante bien, pero el problema fue que no tenía la licencia activada y pensé que sólo con estar en forma me bastaría", comenta el púgil grancanario.

A pesar de ese contratiempo, que echó por tierra la preparación que había llevado a cabo para medirse al púgil galo, Yeray no se viene abajo.

"Sigo entrenando duro, porque la próxima semana iré a Murcia a participar con mi equipo (Pera Boxing) en el Campeonato de España amateur, y también activaré mi licencia para poder boxear en categoría profesional, que es mi ilusión y mi sueño", asegura el grancanario.