Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tercera División

UD Lanzarote: orgullo 'rojillo'

El equipo dirigido por Maxi Barrera se postula como serio aspirante a las primeras posiciones

Números que ilusionan.

Números que ilusionan. JUAN CASTRO / QUIQUE CURBELO

La UD Lanzarote, alcanzado casi el ecuador de la competición, se erige en una de las sorpresas agradables dentro del grupo canario de Tercera División. El conjunto lanzaroteño pelea de tú a tú con los señalados como grandes favoritos a optar al ascenso de categoría. De la mano del grancanario Maxi Barrera, que afronta su primera campaña en el banquillo, el equipo rojillo presenta a estas alturas del campeonato unos números más que alentadores.

Quinto clasificado con un partido menos disputado, el aplazado el pasado fin de semana contra el Unión Güímar, suma nueve victorias, cinco empates y sólo dos derrotas. Son quintos pero se encuentran en los puestos que dan derecho a disputar el playoff. Y es que por delante tienen a San Fernando, líder, Mensajero y los dos filiales, el Tenerife B y Las Palmas C, tercero y cuarto en la tabla. El cuadro amarillo no puede jugar el playoff.

En muy poco tiempo, Maxi Barrera ha logrado armar un bloque pujante. No ha sido un impedimento el contar con una plantilla muy renovada, con únicamente ocho jugadores que continúan del ejercicio anterior. Con su apuesta por un fútbol donde la posesión del balón es el pilar de la filosofía de juego, la UD Lanzarote basa su fortaleza en las prestaciones de un plantel de calidad, donde la política de rotaciones hace partícipe a todos los jugadores del momento dulce actual.

El técnico grancanario declara que el secreto del éxito está "en la gran ilusión" con la que se desarrolla el trabajo. "El club, en cuanto a estructura, afición y plantilla, está preparado para dar el salto, aunque todos somos conscientes de la dificultad que esto supone", declara.

Maxi Barrera expone que desde que echó a andar este proyecto "aspirábamos a lo máximo". Las expectativas se van cumpliendo, "a pesar de que estamos en una categoría dura donde ganar resulta sumamente difícil". "Intentamos poner en práctica un fútbol combinativo. Todo el trabajo lo orientamos a buscar ser superiores al rival con la pelota, rompiendo con la fama que tiene la Tercera División de ser una categoría dura y demostrando que jugando bien también se puede ganar", continúa el entrenador de la UD Lanzarote, ex del San Fernando, San Pedro Mártir y Villa Santa Brígida.

A la hora de señalar a sus principales rivales en la pelea por ocupar los puestos que dan derecho a optar al ascenso, afirma que "la clasificación pocas mentiras dice". A la hora de analizar a los equipos que marcan el paso en este momento en la tabla, Maxi Barrera considera que "el Mensajero cuenta con una plantilla espectacular donde hay muchos jugadores determinantes". Sobre el San Fernando, explica que aunque no tiene la exigencia de pelear por el ascenso, "tiene mucha ilusión y eso a veces es mucho más importante que otras cosas". En cuanto a los filiales de la UD y el Tenerife, el entrenador del conjunto rojillo señala que cuenta con entrenadores jóvenes que saben transmitir a sus jugadores su apuesta por el buen gusto futbolístico.

Compartir el artículo

stats