Carla Suárez tiene un hueso duro de roer en la danesa Caroline Wozniacki, segunda cabeza de serie del Abierto de Australia a la que se enfrenta hoy (09.30 horas) por un puesto en las semifinales. La grancanaria está mostrando nuevamente el nivel de juego que le consagró entre las mejores del mundo del circuito en 2016.

La tenista española busca romper por fin su mal fario con esta antepenúltima ronda en un Grand Slam, su tope y que se le ha atragantado en cinco ocasiones en su carreras, dos de ellas en este mismo escenario (2016 ante la polaca Agnieszka Radwanska y 2009 ante la rusa Elena Dementieva).

Afianzada en su moral por sus dos últimas remontadas ante Anett Kontaveit y Kaia Kanepi, con especial mención de la lograda ante la primera, Suárez intentará frenar a una Wozniacki que sólo ha cedido diez juegos en sus dos últimos partidos. La danesa sólo se ha dejado un set, ante la croata Jana Fett, frente a la que pasó su momento más delicado al salvar un par de bolas de partido en un partido donde llegó a ir 5-1 abajo.

La jugadora de Odense se ha plantado de nuevo en cuartos de final, lo que no lograba desde el año 2012 y ahora buscará sus segundas semifinales en Melbourne ante una Carla Suárez que le ganó su último duelo, en la tierra batida de Madrid el año pasado, pero que ha perdido en cinco de sus siete enfrentamientos, tres de ellos en pista dura.

Un rival de altura

La tenista grancanaria y Rafa Nadal son los dos únicos españoles supervivientes en ambos cuadros individuales en la cita de Melbourne Park. El balear, primer cabeza de serie del Abierto de Australia, tendrá enfrente a partir de las 08.00 horas el obstáculo que siempre representa un jugador muy sólido como Marin Cilic. El sexto favorito ya sabe lo que es ganar un Grand Slam, en el US Open en 2014, y tiene la experiencia de haber jugado casi una decena más de cuartos de final de este tipo, sólo una vez en Australia, en 2010, donde Andy Murray le privó de la final.

El verdugo de Pablo Carreño en octavos tiene en el saque y en su derecha sus dos mejores armas, como demostró ante el asturiano, con las que intentará desactivar el tenis de un Rafa Nadal que le ha ganado sus cinco últimos enfrentamientos, uno de ellos en 2011 en Australia (6-2, 6-4, 6-3). Para el tenista de origen bosnio fue el primer y único triunfo, en 2009, en la pista dura de Pekín (6-1, 6-3). En el caso de superar al número seis del mundo, el tenista español se plantará en las semifinales del grande de Australia por sexta ocasión.

Federer sigue y Djokovic, fuera

El tenista suizo Roger Federer sigue firme en la defensa de su título en el Abierto de Australia. Se metió en cuartos de final tras imponerse al húngaro Marton Fucsovics en tres sets (6-4, 7-6 y 6-2), mientras que sorprendentemente el serbio Novak Djokovic fue eliminado (7-6, 7-5 y 7-6) por el joven surcoreano Heyon Chung, quien rayó a un gran nivel para dejar fuera al hexacampeón del torneo.