El Unión Puerto se alzó con un importante triunfo en su duelo ante el Lanzarote de Maxi Barrera. La expulsión del visitante Kámara, a la media hora de juego, condicionó a los majoreros. Se aprovecharon los locales, que en la segunda mitad anotaron dos tantos, por medio de Juanmi y Pitu, que dejaron los tres puntos en la Maxorata.

El partido arrancó con un Unión Puerto de lo más enchufado, presionando en todas las líneas y moviendo el balón para marcar el tempo del juego. Todo ello hacía que el Lanzarote no viera, casi, la pelota, pero adolecían los locales de último pase para crear ocasiones.

A la media hora llegaría la juegada que cambió el devenir del encuentro. Kámara, después de una falta de Pitu, impacta, con la mano, un golpe sobre el rostro de su rival. Todo ello delante del árbitro y el juez de línea. El visitante ve la roja directa. Juanmi y Pitu impusieron la pegada de los locales y los rojillos trataron de recomponerse sin éxito. Fueron aplastados por la plástica de un rival que se aleja de la zona de peligro.