Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Premier más autoritaria de Silva

Después de ganar las dos primeras en la última jornada, la tercera la levanta con solvencia

La Premier más autoritaria de Silva

La Premier más autoritaria de Silva

Cuando David Silva llegó al Manchester City allá por el 2010 el club 'citizen' todavía era un nuevo rico. Sin un historial de grandes títulos, el nuevo juguete de unos jeques era un proyecto que no tenía norte. Rompían en el mercado con nombres como Robinho o Mario Balotelli sin resultados. Ahora, ocho años después el grancanario ha sido uno de los principales protagonistas de la consolidación de la entidad entre la élite europea. Con Pep Guardiola ha levantado su tercera Premier League y, lo que es más importante, hallado un modelo de juego reconocible y un proyecto que sabe hacia dónde va. Aunque sin perder el talonario como gran aliado.

Quizás ahí reside la principal explicación de por qué la tercera Premier League es la más autoritaria de David Silva. La han firmado con una solvencia impropia de una competición tan reñida donde en este curso se han juntado megaproyectos que ya no están en pañales como los de José Mourinho en el Manchester United, el de Jürgen Klopp en el Liverpool, el de Antonio Conte en el Chelsea o el de Mauricio Pochettino en el Tottenham. La espectacular racha de 18 victorias seguidas que firmó entre agosto y diciembre puso una distancia de más de 15 puntos sobre sus perseguidores. A partir de ahí ha sido coser y cantar.

Y David Silva ha tenido un papel protagonista. Como siempre en las otras dos Premiers. Con De Bruyne, Fernandinho, Agüero o Sané ha sido una de las referencias del equipo. Un total de 11 asistencias y 8 goles llevan acento canario.

Las dos anteriores fueron muy diferentes. La del 2012 fue la más heroica. Con Roberto Mancini en el banquillo el conjunto de Manchester le arrebató a su vecino el título en el tiempo de descuento, uno de los desenlaces más emocionantes en la historia del fútbol gracias a dos goles en el tiempo de descuento, el segundo de ellos de Kun Agüero.

En el 2014, ya con Manuel Pellegrini en el cargo, el City levantó una Premier también sobre la bocina. Fue en la última jornada al ganar al West Ham, pero esta vez sin necesidad de llegar a los últimos minutos. Ahora, tras cuatro años de sequía, con sorpresas mayúsculas de por medio como la del Leicester, el Manchester City vuelve a reinar.

Y lo ha conseguido con uno de los mejores entrenadores de la última década, un Pep Guardiola que lleva dos temporadas sin parar de elogiar a Silva. "Es uno de los mejores jugadores que he entrenado en mi vida, tengo mucha suerte de contar con él, es una de las razones por las que decidí venir aquí ", ha llegado a explicar el catalán.

Ha entrado en una nueva dimensión el Manchester City con la presencia de Guardiola, aunque sigue teniendo la asignatura pendiente de la Champions League. En cuartos de final cayó el cuadro inglés frente al Liverpool de Klopp, que le tiene tomada la medida a Pep Guardiola.

El próximo objetivo de David Silva es poner el foco en el Mundial. Eliminados de la FA Cup y con cinco partidos por delante sin más alicientes, el grancanario podrá gestionar sus fuerzas para llegar en plenitud al que será el tercer Mundial de su carrera.

Compartir el artículo

stats