Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciclismo Titan Desert

Dos titanes en la arena

Jesús Rodríguez y Michaela Sekulova participarán en la Titan Desert, prueba de seis etapas que se celebra en el Sáhara - El teldense y la checa, que lleva 14 años en las Islas y se siente "una canaria más", se preparan en Hoya del Pozo

11

Jesús Rodríguez y Michaela Sekulova se preparan para la Titan Desert

La Titan Desert es una de las carreras más exigentes del planeta, con un circuito a través de las arenas del desierto del Sáhara en la que los ciclistas tienen que recorrer un total de 619 kilómetros en las seis etapas en las que está distribuida la competición. Este año se celebrará del 29 de abril al 4 de mayo y contará con la presencia de dos intrépidos competidores de Gran Canaria, Michaela Sekulova y Jesús Rodríguez Zorio, que compartirán kilómetros con numerosas estrellas del deporte, entre las que ya ha confirmado su presencia en la edición de 2018 el que fuera campeón del Tour de Francia de 2011, Cadel Evans, y el también campeón de la Vuelta a España, Roberto Heras, que ha ganado la Titan Desert cuatro veces.

Rodríguez Zorio comenzó con ocho años a montar en bici porque cerca de su casa se creó un club de ciclismo. Ahí comenzó su amor con las dos ruedas, que ha mantenido veinte años y el 28 de abril le llevará a disputar la Titan Desert. Pertenece al club BiciTel, con el que comenzó a dar sus primeras pedaladas. Ha competido con la selección canaria de ciclismo en carretera en diferentes campeonatos nacionales y ahora emprende el reto de recorrer los terrenos desérticos de Marruecos.

Michaela Sekulova, por su parte, lleva catorce años en la Isla, en la que aterrizó con 19 y se siente "una canaria más". Comenzó su idilio con el ciclismo en 2014 y poco a poco con sus éxitos se fue forjando un nombre en el mundillo de las dos ruedas en Gran Canaria.

Ambos se han planteado el reto de correr en la Titan Desert debido a la cercanía que tiene el paraje del evento con Canarias, lo que juega a favor de los ciclistas isleños ya que se encontrarán un clima semejante con el que entrenan por las diferentes rutas que hacen por la orografía grancanaria. Además, la exigencia que implica esta carrera es idónea para marcarse cualquier reto de autosuperación, como Rodríguez Zorio y Sekulova se han impuesto.

Entre los obstáculos más peligrosos con los que se podrán encontrar los corredores en Marruecos destacan la oscilación térmica existente. "Nos han avisado de que puede pasar de 40 grados por la mañana hasta temperaturas bajo cero por la noche", explicaron.

De las seis etapas que consta la Titan Desert, Sekulova y Rodríguez, tienen especial atención con la primera "por el desnivel positivo que tenemos que vencer" -2.651 metros- una altura que según información que manejan los corredores les puede ofrecer paisajes nevados durante los puntos altos del recorrido. En este tramo inicial tendrán que recorrer 115 kilómetros dentro de los límites de Boulmane Danes, ciudad desde la que parte la carrera.

La otra etapa a la que le tienen respeto es la quinta, que se disputará en Merzouga y en la que tendrán que recorrer 94 kilómetros en un trazado circular. El mayor obstáculo que representa esta etapa es que tendrán que enfrentarse a un terreno desconocido. "Te dan el plano la noche anterior y tienes que intuir cuales son las mejores opciones para ir a los cuatro puntos del mapa que tienes que completar", explicó Rodríguez.

Para afrontar este reto, ambos ciclistas se han estado preparando desde principios de año por las diferentes rutas que ofrece la Isla. Rodríguez tiene un plan de entrenamiento de dos horas por la mañana y cuatro en horario nocturno. De esta forma lleva acumulados 4.500 kilómetros en cuatro meses. Sekulova por su parte tiene que combinar su horario laboral con el cuidado de su hijo Nikolás. La libertad de la que dispone le permite entrenar cada día unos 100 kilómetros de media. "Me gusta ir desde Telde hasta Maspalomas o también por la zona del Norte de la Isla, Guía, Moya, etcétera", indica la checa de adopción isleña.

Gran inversión

El coste monetario que implica acudir a esta travesía desértica no es ni mucho menos barato. La inversión que ha tenido que hacer Rodríguez la calcula en torno a los 4.600 euros. Desglosado en: 2.050 euros la inscripción, 650 euros el servicio de fisioterapeutas y mecánicos en carrera, 475 en desplazamientos (Gran Canaria-Madrid-Marruecos), 600 euros en material de equipación, 300 euros para alimentación y 300 en los repuestos para las bicicletas. Además del precio del propio vehículo, que en el caso del teldense es una Merida Big Nine Team valorada en 3.500 euros.

Todo lo contrario a lo que hará Sekulova, que a falta de un inversor financiero que le apoye todos los gastos, tan solo costeará la inscripción, un traslado directo a Casablanca dos días antes y los envíos de la bicicleta. A la checa afincada en la Isla le respalda el Cabildo de Gran Canaria, que le aporta 2.500 euros, más el patrocionio del club Tamadaba Biker y la GC Tribikerun, una plataforma con estrecha relación con la institución insular.

Honra isleña

Orgullosos de las Islas, ambos corredores portarán la bandera de Canarias en sus equipaciones. Sekulova tiene en el diseño de su maillot los colores azul, amarillo y blanco en ambas mangas. Rodríguez, por su parte, llevará la bandera autonómica en su casco, además de la nacional, ya que en palabras del ciclista se siente "muy español".

Aparte de la insignia insular, el teldense llevará entre sus alimentos barritas de gofio, que según Rodríguez, "dan mucha energía durante la disputa de cada etapa". Sekulova pensó en llevar plátanos porque es uno de sus alimentos favoritos, pero se lo desaconsejaron por las altas temperaturas.

Justo la alimentación es uno de los temas más delicados en este tipo de competiciones con tantos días de recorrido en el desierto. "Tienes que hacer dietas blandas, además de tener muchísimo cuidado con el agua porque te recomiendan no beber de cualquier lado para que no te contamines", explica la ciclista hispano-checa.

Numerosos inconvenientes en un desafío reservado para titanes del deporte. Los nuestros los podrán seguir a través de sus redes sociales, en las que irán desvelando su experiencia diaria por los diferentes recorridos. Las cuentas de ambos en Instagram son Jesuszorio y Misha.sekulova. O a través del hasthag #titandesert2018 localizando sus correspondientes dorsales. Rodríguez el 192 y Sekulova el 211.

Uno los inconvenientes que presenta la carrera, tal y como subraya la ciclista, es la falta de participación femenina en la carrera. Sin embaro, mira con optimismo al futuro gracias a que "este año van a ir 71 chicas", récord de inscripciones de mujeres en la Titan Desert. Además, Sekulova espera atraer a más chicas canarias con su presencia en Marruecos. "Creo que puedo servir de ejemplo. Si me ven a mi quizás se animen más a querer competir en este tipo de carreras", afirma.

Un camino que abren estos dos canarios, que al igual que incentivar a las féminas, también intentan captar la atención de más corredores isleños. Y así, que poco a poco conquisten el territorio vecino y ondeen la bandera autóctona en esta carrera de Titanes.

Compartir el artículo

stats