Vía libre para el Rocasa Gran Canaria. El conjunto teldense disputará el domingo (19.15 horas, TV Canaria) la vuelta de la final de la EHF Challenge (22-22 en la ida) ante un rival que 24 horas antes jugará la final de la Copa de Polonia. El Perla Lublin ha movido cielo y tierra para cambiar la fecha de alguno de los dos partidos pero no ha podido, por lo que cuando empiece la final frente al Rocasa tendrá un desgaste físico mayúsculo. A ello hay que sumar que este miércoles juega un partido de Liga, si bien ya es campeón y no tiene necesidad de jugar con sus mejores jugadoras.

El Lublin pidió al Rocasa cambiar la fecha del partido de vuelta de la EHF Challenge. Propuso retrasarlo para el miércoles 16 de mayo o el domingo 20, pero el cuadro teldense no podía ya que afronta las tres últimas jornadas de la Liga Guerreras Iberdrola. El miércoles recibirá en casa al Mecalia Guardés en un partido de la antepenúltima jornada que estaba establecido para este fin de semana y que se retrasa debido a la final de la EHF Challenge. Además, el sábado 19 y el 26 de mayo se celebran las dos últimas jornadas de la competición nacional en horario unificado, por lo que el cuadro teldense no tenía otras fechas disponibles.

Centenario en Polonia

La Federación de Polonia tampoco ha dado ninguna facilidad al Lublin. Y es que el sábado que se disputa la final de Copa ante el Pogon Szczecin a las 16.45 horas es el día en el que se cumplen cien años de la fundación de la Federación de Balonmano de Polonia. La fecha también estaba asignada desde el comienzo de la temporada y los líderes políticos de Polonia tienen confirmada su asistencia a tal evento, por lo que no se ha podido aplazar.

Así las cosas el principal damnificado es el Lublin, y el gran favorecido el Rocasa, que tendrá delante a un conjunto que llegará tras disputar otra final el día antes. Y además lo hará a más de 400 kilómetros de distancia, en el Kalisz Arena. Con ese aspecto pretende jugar el Rocasa.

El Perla Lublin es un conjunto mucho más fuerte físicamente, con más altura y más músculo, pero ese poderío quedará a priori lastrado por el cansancio acumulado.