La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valerie-Verónica, un futuro prometedor en el pádel

Valerie Artiles y Vero Almeida son, con solo 16 años, el dúo sensación en las Islas y ya compiten en el World Padel Tour

Valerie Artiles y Verónica Almeida posan tras un encuentro. LP/DLP

Amigas dentro y fuera de la pista, Verónica Almeida y Valerie Artiles (Las Palmas de Gran Canaria, 2002) son uno de los equipos sensación en nuestra isla en el pádel. A su temprana edad y con algo menos de dos años entrenando juntas, la pareja lleva tiempo destacando en el circuito absoluto. Este hecho las ha llevado a competir fuera y, tal y como explica su entrenador, Alejandro Reino "asomar la cabeza en el circuito profesional".

El World Padel Tour es el circuito profesional más grande del mundo. Cada año se realizan entre 15 y 20 torneos que confeccionan el ranking, tanto masculino como femenino. Los jugadores compiten por varias ciudades con el fin de acumular puntos y clasificarse àra un Master final, donde se citan las ocho mejores parejas de las dos categorías. El calendario de World Padel Tour se divide en tres tipos de competición (Master, Open y Challenger), en los que varían tanto la puntuación conseguida en el torneo como el prestigio del mismo, siendo los torneos Master los más reconocidos por ello. En los torneos Challenger es donde se curten las futuras estrellas de este deporte, siendo la gran mayoría de los participantes jugadores jóvenes en el circuito profesional.

Las chicas llegan tras competir en el Melilla Challenger, donde perdieron en octavos por 6-1, 6-2 contra las experimentadas María Vera y Ángela Álvarez. También compitieron el pasado fin de semana en el Valladolid Open, donde cayeron en la previa por 6-1, 6-0 contra la promesa Carmen Goenaga y su pareja, Marina Martínez. Sin embargo, su entrenador se mostraba satisfecho: "Son chicas muy jóvenes, no nos marcamos objetivos con esas competiciones ya que era su primer acercamiento a un gran evento. Fuimos a aprender y a ir conociendo los grandes circuitos", indica.

El estilo de juego es lo único en lo que difieren las grancanarias. Valerie es más defensiva, con capacidad para leer el juego desde el fondo de la pista. Es más ordenada y más metódica en su movimientos. Por su parte, Vero es la más agresiva de las dos; es una jugadora bastante más física y que juega algo más adelantada que su compañera, siendo una constante amenaza para las rivales. La propia Verónica asegura qu "me ayuda mucho a defender, nos repartimos los roles perfectamente y el ser tan amigas fuera de la pista también nos ayuda a compenetrarnos mejor en la cancha".

Las dos jugadoras declaran que empezaron en el pádel gracias a la afición de sus padres, y en el caso de Vero, también porque el pádel la ayudaría con sus problemas respiratorios. Unos años después, las chicas se pondrían a trabajar bajo la tutela de Reino con entrenamientos especializados y divididos en varias partes del día. Eso, junto a un control específico de dieta y sueño, forma parte de la preparación de las jóvenes.

Al mismo tiempo que comentan sus rutinas de entrenamiento, las chicas hablan sobre su equipamiento, proporcionado por su patrocinador Egalite, y sobre los costes que supone meterse en el mundo profesional del pádel. La pareja hace especial hincapié en el apoyo económico que les brindan sus padres, siendo quienes sustentan los costes de los viajes, alojamientos o transportes.

Este tándem grancanario se muestra más motivado que nunca de cara al futuro. De manera casi simultánea, las dos tienen claras en sus intenciones de aquí a cinco años: "Me veo en Madrid y estudiando magisterio", comenta Valerie, y añade además que el hecho de tener que salir fuera va a ser vital en caso de que las dos quieran seguir con su carrera, la cual debería desarrollarse junto con los mejores jugadores del país si quieren llegar a cumplir su sueño, según Vero, de ser "campeonas de World Padel Tour", al tiempo que recalcan que ayuda mucho a competir en condiciones sin tener que hacer viajes de larga distancia cada vez que haya un torneo.

Finalmente, las jóvenes aconsejan a las nuevas generaciones que "hagan de su afición su trabajo" ya que el mundo de un deporte exigente como el pádel requiere muchas horas de sacrificio. Hablando del nivel en Canarias, las jugadoras finalizan diciendo que estaba creciendo mucho, sobre todo en el pádel femenino.

Compartir el artículo

stats