Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Nano 'Gallito' Santana

"Sé que tengo futuro; me veo compitiendo por grandes títulos"

"Entrenar en México con Reynoso, 'Canelo' y su equipo fue una gran experiencia" afirmó el boxeador Team Formento

10

Nano 'Gallito' Santana visita La Provincia

¿Cómo empezó usted en el mundo del boxeo?

Desde que era pequeño siempre me fijé en mi padre, quien boxeaba. Yo empecé a hacerlo cuando tenía tres añitos. Como se suele decir, nací con unos guantes en la mano [ríe]. Siempre estuve entrenando hasta que con 13 o 14 años comencé a hacer exhibiciones. A los 15 empecé a competir y ahora por fin soy profesional y he cumplido mi sueño.

A pesar de ser profesional desde hace relativamente poco, su nombre era bastante conocido a nivel amateur. ¿Cómo se construyen los cimientos de un buen púgil?

A fuego lento, competí muchísimas veces en amateur. Tengo 38 combates en esa categoría, con 34 victorias. Además, tengo tres campeonatos de España, una plata nacional, un bronce internacional en el Boxam y cuatro campeonatos de Canarias. Peleé mucho en amateur para construir el edificio desde abajo y fui poco a poco formándome como boxeador.

Como profesional, cinco combates y otras tantas victorias. La imbatibilidad es algo muy importante en su deporte...

Por eso competimos mucho a nivel amateur. Te da un grado de experiencia para luego tener una carrera limpia. La verdad que me esta yendo muy bien y estoy muy contento.

Su rival es el malagueño Baldo Mira. ¿Lo tiene estudiado? ¿Cuál será su estrategia?

Hace un mes que sé que es mi rival, sabemos que es un boxeador duro. De hecho, como profesional es el más complicado que he tenido hasta ahora. Hemos mirado algo de él y tenemos referencias en base a las que hemos hecho nuestro plan. Aunque soy fiel a mis principios, vamos a ganar y a salir a por el knockout desde el inicio.

Tiene el hándicap de competir fuera de casa contra un rival local. ¿En qué cree que le puede afectar?

Tenemos todo en contra: jueces, árbitros, él boxea en casa con su gente... Pero eso me motiva más aún porque me gusta superar las adversidades.

Estuvo entrenando en junio en México. ¿Cuánto lleva preparándose para esta cita?

Venimos preparándonos desde que viajamos. Me fui el pasado 30 de mayo a entrenar con Chepo Reynoso, entrenador del Canelo Álvarez, y eso me enriqueció muchísimo. Llevo dos meses preparando este compromiso.

Reynoso llegó a apodarle 'El Canelo español'. ¿Qué tal fue esa experiencia en América?

Si él lo dice [ríe]... Increíble, hice muchas amistades y aprendí mucho. No sé si a mi edad otros chicos han tenido la oportunidad de entrenar con Canelo y Chepo. La cultura y la forma de entrenar son diferentes. El boxeo se vive distinto y eso siempre aporta.

Este año ha boxeado con José Hernández y con el Búho Barrera. ¿Cómo lleva este 2018?

Los combates, genial. Quiero destacar la pelea con Barrera; era la revancha en Barcelona. Pude tirarlo en los dos combates, aunque al final gané a los puntos.

Dentro del ring usted es bastante técnico, posee un gran físico y es muy explosivo. ¿Algo más que añadir?

Como diría mi entrenador, tengo bastante maldad en la pegada. Eso es algo que hay que controlar porque, aunque sea bueno, no puedes ir a lo loco porque siempre te puede entrar una mano que te puede lastrar. Hay que cuidar muy bien eso porque aunque esa cualidad te da ese plus de explosividad, puedes dar un paso en falso y quedarte al descubierto. Me veo como un boxeador técnico, talentoso y con mucho potencial.

Tiene un estilo incansable y que impone en el ring. ¿Le gusta llevar el peso en la pelea?

Exacto, me gusta proponer en el combate, no espero a los movimientos de mi rival. Por eso estudio los puntos a tener en cuenta, pero a la hora de combatir siempre intento ser el que propone.

¿Cuáles cree que son sus puntos débiles?

Me esfuerzo mucho por no cometer errores, trabajo todo lo que puedo en explotar mis virtudes. ¿Puntos débiles? Ni idea, diría que ninguno [ríe].

¿A qué se dedica Nano Santana cuando no pelea?

Dedico mucho tiempo a mi preparación y trabajo los fines de semana en un restaurante. Aún así, mi jefe es el hermano de mi entrenador, lo cual me da muchas facilidades para ejercitarme. Mi vida es el boxeo, vivo por y para él. A veces discuto con mis amigos porque no quiero salir y así descansar bien. Ellos salen a tomar algo, a cenar... Yo no puedo hacerlo siempre que quiero porque esto requiere sacrificio. Cuando no veo boxeo, lo escucho, cuando no lo escucho, lo entreno. Soy un apasionado.

¿Cree que está bien remunerado el boxeo?

Es muy difícil al principio, pero una vez pasas a ser profesional todo cambia. Al no tener nombre, es difícil que te encajen en un cartel grande en Barcelona, por ejemplo. Todo se rige por el negocio y las promotoras. En eso estamos trabajando, en crearnos un nombre. Para ganar dinero en esto tienes que ser alguien y vender entradas.

¿Usted vive ahora mismo de lo que gana como boxeador?

Como le digo, ahora estamos intentando hacernos un nombre y por ahora va bien la cosa. De momento, el boxeo me permite mantenerme económicamente.

¿Dónde ve su carrera dentro de cinco años?

Me veo compitiendo por grandes títulos. Me gustaría pelear por campeonatos de Europa y optar a objetivos de primer nivel. Sé que tengo futuro y que puedo hacerlo. De momento, vamos por el buen camino y sólo quiero pensar en el siguiente compromiso.

¿Cuántas horas dedica al día a entrenar en el gimnasio?

Depende de cómo me vea mi entrenador y de cómo me plantee la semana, pero más o menos unas cuatro o cinco horas. Mi Formento es quien estudia a mi rival y yo me dedico a ejecutar lo planteado en el cuadrilátero.

Algo importante en el mundo del boxeo es adecuar el peso a la categoría en la que mejor rinda. ¿Cómo controla su peso antes de los combates?

Mi peso natural son unos 60 kilos. Empezamos la carrera como profesional en 55, aunque mi entrenador me dijo que me vería mejor en 53 y probamos. Una vez lo hicimos, me vi fortísimo, más rápido y con más potencia, así que bajé de categoría a peso gallo.

¿Qué momento destacaría de su carrera hasta ahora?

Mi debut en el Gran Canaria Arena fue el momento más gratificante. Debutar ante tanta gente en una velada de tal magnitud fue increíble. La segunda, cuando fui este verano a entrenar a México con Reynoso y con el Canelo. Aprendí mucho y me enriquecí un montón de la cultura mexicana. Fue algo único y especial.

¿Cómo se ve en el combate de la semana que viene?

Victorioso. Va a ser un combate exigente y tengo un rival muy duro, pero confío en mis posibilidades. Será un desafío por ver quién sigue invicto. Yo no entreno para perder.

¿Cuáles son las claves para ser buen boxeador?

La disciplina y la constancia. Es un deporte muy sacrificado en el que si quieres recibirlo todo, tienes que estar dispuesto a darlo todo.

Compartir el artículo

stats